18.6 C
Santa Comba
miércoles, julio 17, 2024

La portavoz del PP de Corcubión acusa al gobierno de “abandonar a su suerte” el patrimonio público local

//Manuel Sambade//

Gema Freire, líder de los populares de Corcubión, critica “el lamentable aspecto que presenta el faro de Cee, uno de los referentes patrimoniales y turísticos de Corcubión, que se ha visto reducido a un infame basurero lleno de pintadas soeces”.
 
La Costa da Morte posee en el Faro de Cee otro de sus tesoros ocultos en la persona de un faro asentado en el monte Quenxe desde el 31 de julio de 1860 y que, después de varias mejoras, fue automatizado en 1934. El faro se compone de una casita de cien metros cuadrados con tejado a cuatro aguas. Sobre el muro sur de la casa se alza la torre, de sección octogonal y casi seis metros de altura, terminada por el balconcillo que alberga una linterna al aire libre.

El faro, al que se accede a través de la C-552 hasta llegar al cementerio  y tomando luego un desvío a la izquierda que se encuentra justo al lado del cementerio y la urbanización “Las Hortensias”, es uno de los puntos referenciales de atracción turística de la localidad, por lo que Freire considera que su deplorable aspecto “es una triste carta de presentación para todos los turistas que por allí se acercan, pues para nada se corresponde con la realidad de una población, como Corcubión, cuyo centro histórico posee la categoría de Bien de Interés Cultural desde 1984”.

Pasto de los grafittis y el incivismo

Sus palabras hacen clara referencia a las decenas de pintadas de denuncia social, política o meros graffitis que ensucian la instalación. La lamentable imagen de abandono es considerada por  el PP como fruto “de la incapacidad y falta de compromiso moral con los valores culturales y patrimoniales de Corcubión, de los que viene haciendo constante gala el gobierno presidido por el socialista Lalo Insua”. Una crítica que ahonda al enfatizar que, pese a que Insua suela reiterar que su gobierno se halla comprometido en la mejora y recuperación patrimonial de la villa, “sus actuaciones son prueba evidente de lo contrario”, asevera.

Dejadez e Inoperancia

En este sentido, una vez más lamenta la “dejadez e inoperancia” del ejecutivo municipal en el control de los actos vandálicos que sistemáticamente degradan y menoscaban el faro y su entorno. A la par que aprovecha para dar un toque de atención severo “a la dejación de responsabilidades y de medios de inspección de los que este gobierno hace gala constantemente”, señala.  

Vandalismo por imitación

Para la líder popular el problema de la falta de interés en el mantenimiento y conservación del faro es un ejemplo claro del síndrome de las “ventanas rotas”, que provoca que, por un efecto mimético el vandalismo, como así ha acontecido en la población, “se extienda a otros puntos por falta de la oportuna solución”. “Donde ya hay basura, es posible arrojar basura, porque eso significa que a nadie le importa y eso a su vez deriva en la ausencia de castigo”, lamenta la popular.

Largo rosario de daños en el mobiliario urbano

“Una vez sentado el precedente pasa lo que todos los vecinos de Corcubión saben: rupturas de farolas, destrozos en papeleras, vandalización del mobiliario público y toda una larga serie de actos delictivos como los constantes destrozos causados por el botellón en la Casa de la Cultura ”, denuncia Freire. Todo un largo rosario de daños que, resalta, “son costeados a cargo de los vecinos de Corcubión, que pagan religiosamente de sus bolsillos las culpas de un gobierno impasible e insensible a la degradación del patrimonio público”.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,826SeguidoresSeguir
1,270SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos