14.4 C
Santa Comba
sábado, mayo 25, 2024

El aumento de la población de jabalíes amenaza las cosechas de la Costa da Morte

//Manuel Sambade//

No existe un censo de los jabalíes que vagan por los montes y campos de A Costa da Morte, pero los expertos están de acuerdo en que su número se ha disparado.  

Los cazadores de la comarca también lo constatan y estiman que se han duplicado en los últimos cinco años. “Los jabalíes han provocado en los últimos años numerosos daños en los campos en su búsqueda de alimento”, enfatizan los agricultores afectados. 

Los animales “destrozan con su tremenda fuerza cuanto encuentran a su paso”. Según los afectados, “antes su presencia se limitaba a las zonas montañosas o muy alejadas de núcleos de población, pero cada vez se aprecian más animales en zonas de litoral o incluso urbanas”. “Pese a la magnitud de los daños”, lamentan, “no existen ayudas suficientes para los afectados”. 

Un ejemplo corrobora estas afirmaciones: existe un tramo en una carretera que conecta Dumbría con Cee donde cada año se producen entre ocho y diez accidentes de circulación al invadir los jabalíes el asfalto. 

Algunos cazadores aseguran haber visto estos mamíferos cerca de Lires, a muy pocos kilómetros de la costa. Ante el problema, los agricultores exigen soluciones urgentes. “Hemos solicitado en reiteradas ocasiones a la Xunta que actúen de forma contundente”, aseguran.  Actualmente la Xunta autoriza todos los años batidas de jabalíes durante la temporada de caza. Según los expertos de Medio Ambiente, el incremento de esta especie no es una tendencia exclusiva de los montes de la A Costa da Morte, sino que está “generalizado” en toda España. 

Este aumento ha dado lugar a nuevas normas para favorecer su caza. La otra voz es la de los cazadores, quienes ven con agrado que su afición sea más necesaria que nunca para garantizar la seguridad en campos y carreteras.

Antes, recuerdan, su caza se autorizaba entre octubre y enero, y en un segundo periodo entre finales de enero y febrero. “Ahora se están dando permisos desde mayo para tratar de reducir la elevada población alcanzada en los últimos años”. “El cazador lo que quiere, al fin y al cabo, es practicar su afición y jabalíes hay muchos”.

Aumento exponencial

¿Cuál es la razón del aumento de jabalíes? En opinión de todas las fuentes consultadas el motivo es el progresivo abandono de cultivos en la última década ha hecho que esos viejos terrenos agrícolas se hayan convertido en masa forestal. 

“Existe más vegetación y los montes se han espesado más, condiciones que favorecen la crianza de los jabalíes”. Los ejemplares, describen lo expertos, “tienen su hábitat en zonas cada vez más cercanas a los límites con los campos de cultivo”, de ahí que busquen su sustento entre las raíces, lombrices o caracoles propios de las zonas de cultivo. 

El daño para los agricultores es inmenso, ya que en ocasiones son manadas enteras las que pisotean sus campos en las frecuentes visitas a por alimento. 

En épocas de sequía, todavía es peor. Los cerdos salvajes, en su desesperada búsqueda de agua, mordisquean las gomas de los sistemas de riego por goteo. La gran presencia de jabalíes también tiene otra repercusión: se ha doblado la contratación de seguros para cubrir los posibles daños que los jabalíes puedan causar en los cotos. 

El jabalí 

El aspecto del jabalí es similar al del cerdo, con el cuerpo macizo y robusto y las patas fuertes y cortas, al igual que el cuello y la cola, aunque ésta no se enrosca como la del cerdo. La cabeza es grande y se alarga hacia el morro, la jeta, que remata en un hocico plano. 

En los machos adultos sobresalen dos grandes caninos inferiores que se denominan colmillos o navajas. Su cuerpo aparece recubierto de fuertes cerdas de color pardo oscuro, bajo las que asoma una capa de espesa borra. 

El conjunto da una tonalidad muy oscura, casi negra, aunque es variable dependiendo de los individuos y de la edad. Las crías, presentan unas bandas amarillas y marrones en el lomo y los laterales que les sirven para camuflarse y han dado lugar al apelativo de rayones con que se las conoce.  

Daños cuantiosos

La cuantía de los daños a la agricultura hace necesarias medidas de control poblacional más eficaces que el incremento en la presión cinegética, medidas  que  pasan  también  por  la  protección de los cultivos más sensibles mediante cercas eléctricas o mecanismos similares. 
El incremento de la población de jabalí parece relacionarse con el sustancial abandono del campo por parte de la población rural y la reducción de tierras  de  labor  que  ello  conlleva, transformadas  paulatinamente  en  áreas  de matorral utilizables por la especie. A dicho incremento contribuye sin duda la extraordinaria tasa reproductiva del animal y la escasez de predadores naturales.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,826SeguidoresSeguir
1,240SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos