20.8 C
Santa Comba
sábado, julio 13, 2024

Descubriendo a los cátaros

Todo sobre los cátaros.«Cátaros; Un mundo por descubrir: La apasionante historia de la secta cristiana que propició el nacimiento de la Inquisición» es un libro editado por Pinolia.

Estamos ante un trabajo colectivo coordinado por Manuel P. Villatoro en donde 18 autores aportan otras tantos capítulos desentrañando uno de los temas más buscados del siempre interesante medievo, además de analizar otras sectas y doctrinas que precedieron o fueron herederas de la albigense.

¿Quiénes eran los cátaros?

Vemos en el libro como en la Edad Media surgieron diversos movimientos contrarios a la doctrina católica pero sin duda el de los cátaros sigue contando con una aureola especial y sigue dando pie a numerosos estudios, muchas veces contradictorios.

«Esta enigmática secta desafió al poder de la Iglesia y luchó por su particular visión de la espiritualidad, caracterizada por su rechazo a las estructuras eclesiásticas y por su búsqueda de la pureza interior mediante el voto de pobreza y la castidad» indica el coordinador.

En este libro de Almuzara nos lleva a un viaje claro y preciso por sus rituales, su vida cotidiana en comunidad y los enfrentamientos violentos que los llevaron al borde de la extinción, «entre ellos la primera cruzada convocada por la Iglesia en tierra cristiana para luchar contra el éxito y el poder en ascenso de los albigenses, así llamados también por sus opositores por sus zonas de mayor influencia, de Agen a Béziers y de Albi a los Pirineos».

Los autores nos hablan de sus líderes, los perfectos, su sabiduría oculta, sus leyendas, profecías y en los interrogantes que aún perduran en la historia.

Expulsión cátara de Carcasona del libro «Grandes crónicas de Francia»- Wikipedia

Los cátaros y su persecución

El triste y sangriento fin de los cátaros occitanos es la imagen más recordada, y a su vez da paso a la leyenda de la desaparición total o de la continuidad oculta de los supervivientes.


Si los recordamos es porque su legado pervivió de una u otra forma, y de hecho se siguieron citando colonias de «puros» durante toda la Edad Media.


Los primeros cátaros eran llamados arios y su doctrina y primeros maestros nos llegan de Oriente. Aparecen en los ricos puertos flamencos y alemanes, en el sur de Francia y norte de Italia. Hablan de una nueva era, la del comercio y la burguesía.

Los cátaros, orígenes y evolución del catarismo

La voz «aria» de los primeros textos nos lleva a otra, poblicantes o paulicianos, seguidores extremos de san Pablo. Una secta procedente de Armenia y extendida a los Balcanes en el siglo VII.


Se organizaron en varios obispados con una jerarquía, en donde las mujeres podían entrar en un escalafón intermedio. En dos capítulos se trata sobre el papel de las mujeres. Llegaron a convocar cónclaves y concilios pese a sus críticas a la Iglesia católica.


Incluso se cita a un papa, Nicetas o Niquinta de Constantinopla. Como vemos otro cargo de origen oriental, representante de la comunidad ascética de los bogomilos, nacida en Tracia y asentada en Lombardía. Entre los obispos cátaros figuraba el del Valle de Arán y los reyes de Aragón fueron grandes defensores del movimiento porque miles de sus vasallos pertenecían a él.

La batalla de Muret de «Las grandes crónicas de Francia» (Wikipedia)

La batalla de Muret y los cátaros

Otra cuestión que se debate en estas páginas es el del fin de los cátaros tras la batalla de Muret y las masacres de la Inquisición francesa.


El papel del Papa se cuestiona por su ambigüedad y cambios de parecer, pero está clara la presión política del rey de Francia.


El monarca francés usó los soldados y la Inquisición para evitar que el rey de Aragón consolidase su poder más allá de los Pirineos en tierras reclamadas por los catalanes. La guerra por la posesión política del sur de Francia fue la causa principal del exterminio del catarismo.

Pero muchos grupos siguieron guardando elementos doctrinales cátaros, entraron en la península Ibérica o en las montañas lombardas. Y otros movimientos nacidos en la Edad Media conservaron un cierto aire «puro».


Comerciantes, artesanos y sobre todo los trovadores occitanos con tantos contactos culturales con los trovadores galaicos se apropiaron del mensaje cátaro.

La huella de los cátaros en Galicia

Por ello también llegó a Galicia. Con los constructores del camino de Santiago, con los trovadores y con los exiliados. Esos focos de críticos con la doctrina son las bases de los movimientos protestantes y reformistas, algunos presentes en España.

De nuevo aparece en esta obra Leonardo como simpatizante de la causa que pudo estar viva en algún foco lombardo en su época y cuyo mensaje reflejó en su famosa última cena. Una cena secreta que tiene un antecedente románico contemporáneo a la cruzada albigense en Moraime (Muxía) del que ya hemos hablado.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,826SeguidoresSeguir
1,270SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos