10.4 C
Santa Comba
martes, noviembre 29, 2022

Antonio Rodríguez Caamaño, ejemplo de superación con la música por bandera

– Xosé Manuel Lema-

Antonio Rodríguez Caamaño nos contó una historia de pasión por la música y de superación personal. Cuando los renglones de la vida se tuercen pero te niegas a la rendición. 

Entrevista a Antonio a partir del minuto 62 de este audio

“A música salvoume a vida”. Lo tiene claro nuestro hombre que eligió la bandera del pentagrama para que lo acompañase. Las actuaciones del tío Victorio o los conciertos en la histórica Sala Calistenia de Ponte do Porto (mi tierra cuna, tu vale más que una fortuna). Sin olvidar su infancia en Pasarela(Vimianzo). “O día de Santa Bárbara en Pasarela tocaban as mellores orquestras de Galicia” recuerda Antonio. Trovadores, Españoles, etc…

“Mirábamos para as orquestas e decíamos. Será posible que non haxa ningún instrumento?”. Los instrumentos  llegaron. Como llegó aquel acordeón-piano que su madre Maruja (con la que he tenido del gusto de hablar muchas veces   en casa de mi abuela paterna). La música le acompañó siempre pero también la peregrinación por distintos hospitales.

Desde aquel tumor medular detectado a las pocas semanas de estar en Inglaterra. Los hospitales le ayudaron en su recuperación pero también fueron una universidad de la vida. Baloncesto en silla de ruedas, rehabilitación y hasta conciertos improvisados:”Espabilábamos á xente coa nosa música”.

En la Ponte do Porto “setentera” practicó música de manera autodidacta escuchando discos. Tocó en bodas y eventos en un pueblo muy dinámico en aquellos años. (Actuaciones en “Calistenia” “A Crega” o “O Trabeiro”). 

Contagió a sus hermanos su afición y todos aprendieron solfeo. José a la batería, y Fran (hoy en la orquesta Foliada). Llegaron los Póker para animar la “movida porteña”. Y luego “Los Auces”, en donde también estuvo otro referente de las verbenas, Manolo Couto.

En 1975 regresa a Inglaterra. Allí echó sus raíces. Ejerció de disc-jockey  (Antonio el Musicante) y al oír cantar a un paisano, Eliseo, se le encendió la bombilla y formó un dúo para honrar a su tierra. Lanzaron dos cassettes que aún hoy se recuerdan. Canciones como “Puente del Puerto”, “De novo na Ponte”, “Mariscada selecta”, “Playa de Arou” o “O Caldo de Riola” quedaron ya en la memoria colectiva.Y como recuerda Antonio, tuvieron una amplia repercusión en los medios de comunicación.

De todo esto nos habló el amigo Antonio en el programa “Na Encrucillada”. Un auténtico placer poder conversar y inmortalizar sus recuerdos e nuestra humilde fonoteca.Su trayectoria es un ejemplo de superación. De un hombre que transmite energía positiva y bonhomía. De las personas que uno se enorgulle de haber entrevistado.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
Concello de Val do Dubra
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,790SeguidoresSeguir
505SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos