7.1 C
Santa Comba
miércoles, febrero 28, 2024

Unos ladrones roban y causan daños estimados en más de 30.000 euros en la tienda de móviles de Orange en Cee

//Manuel Sambade//

Al robo acontecido en Cee se suma otro sufrido por la misma marca en la calle Barcelona, en A Coruña, que podría haber sido obra de la misma banda

Unos desconocidos asaltaron de madrugada el local de la empresa de telecomunicaciones Orange, ubicado en la céntrica Rúa Domingo Antonio de Andrade de Cee, y, tras forzar la puerta principal y arrancar la alarma pasiva, arramplaron con todos los terminales que pudieron y, no contentos con ello, dejaron abierto un grifo del agua en las dependencias posteriores causando una grave inundación que afecto tanto al material de la tienda como al equipo eléctrico e informático. 

 Pericia profesional 

Los agentes de la Guardia Civil buscan ahora a esos desconocidos autores de unos hechos acaecidos sobre las 04:30 horas de la madrugada del martes al miércoles, cuando la tienda se hallaba, obviamente, cerrada al público.

Emplazamiento muy visible

Sobre esa hora, y apenas media hora después de que el local adyacente a la tienda hubiese echado el cierre, unos desconocidos  accedieron al interior de la tienda tras violentar la cerradura de la puerta de acceso principal del local y que da a la transitada Praza da Muller Traballadora, también conocida como la Praza do Concello, lugar de gran tránsito a lo largo de la jornada diurna y que acoge a una gran cantidad de bares de los más populares de la población, lo cual da idea de la sangre fría con la que operaron al elegir un lugar de gran exposición visual y sujeto al paso de cualquier vecino o de la Policía Local o Guardia Civil.

Rápido, certero y con objetivos claros 

A juzgar por la rapidez con la que llevaron a  cabo el robo: apenas 8 minutos entre saltar la alarma y la llegada de la Guardia Civil al lugar de los hechos,  y la pericia en la eliminación de elementos que pudiesen facilitar su captura o posterior identificación: arrancaron una alarma pasiva situada en el techo y que toma fotos del interior del local, todo apunta a que se trataría de una banda organizada y no a la acción de un delincuente de poca monta o de un vandalismo aleatorio. 

Objetivo localizado y pronta huida

Según parece, los ladrones sabían perfectamente lo que querían y cuáles eran sus objetivos y enseguida localizaron cuáles eran los terminales más caros que había en el interior de la tienda. Pese a que disponen de anclajes de seguridad, forzaron los que pudieron hasta que consiguieron arrancarlos de sus ubicaciones.

Robo y vandalismo

No tardaron mucho tiempo y, para rematar la faena, abrieron el grifo del baño sito en la parte posterior de local para incrementar los daños y, quizás, colaborar a entorpecer la labor policial intentando ocultar sus huellas o, quizás, por el mero placer de sumar al robo el vandalismo gratuito.  

Desafortunados precedentes e “inseguridade total”  

Se da la circunstancia de que no es el primer robo de estas características que ha sufrido la terminal de Orange desde que, hace ya uso años, decidieron trasladarse de su anterior emplazamiento, en el Centro Comercial Finis Terrae, al actual, en la Rúa Domingo Antonio de Andrade.
Entonces, en julio del 2018, los cacos accedieron por una verja que se halla en la parte trasera del local y, tras romperla, lograron acceso a la tienda, de la que sustrajeron numerosos terminales y causaron daños superiores a los 30.000 euros que, como indica una de las operarias de Orange, que declara sentir “unha inseguridade total” tras todo lo acontecido. 

Temor fundado a una repetición

Lo paradójico, señala la empleada, es que, inicialmente el traslado suponía “unha mayor visibilidade” que, a la postre, se ha traducido en una mayor exposición a ser objeto de robo “e agora a ventaxa non lla vexo” porque, con dos robos en dos años, “agora o medo xa non cho quita ningún do corpo”. 

Temor incrementado por el hecho anecdótico de que, pared con pared, se ubica una tienda de Movistar que, pese a lo cercano, ha salido incólume de ambos robos, lo que hace que la afectada señale con retranca que “os ladróns débenlle de ter manía a Orange”. 

Objetivo más vulnerable 

La explicación más sencilla: la tienda de Movistar posee un enrejado y la de Orange una simple puerta que, ya sea a patadas o quebrando la cerradura por medios mecánicos, facilita el acceso de unos ladrones para los cuales el tiempo, y nunca mejor dicho, es oro a la hora de poder perpetrar su delito y huir lo antes posible para evitar su captura. 

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,826SeguidoresSeguir
1,210SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos