11.1 C
Santa Comba
viernes, febrero 16, 2024

Cafe- Bar Raposo cierra las puertas rodeado de su familia de clientes

Los bares son centros de actividad social pero hay algunos que guardan en su interior una parte de la historia de un pueblo.

Es el caso de Café- Bar Raposo de Santa Comba que acaba de cerrar sus puertas, después de casi cinco lustros de actividad continuada (24 para ser más exactos).

O Raposo, un local emblemático

El matrimonio Fernando Lois Blanco y María Alvite Sieira asumió la dirección del local de la mano de sus propietarios. En este tiempo forjaron una auténtica familia con su clientela.

Fernando era un experto carnicero al que no le entusiasmaba el negocio y tomó la decisión de adentrarse en el mundo de la hostelería y fue construyendo la historia. Allí nacieron sus tres hijos, Alberto, Jani y Nando.

Podríamos llenar un álbum de anécdotas. Muchos xalleiros las tienen. Pero también en diferentes puntos de la provincia. En la efervescencia de la “movida de Santa Comba”, era parada obligada para muchas personas procedentes de Carballo, Mazaricos, Outes y un sinfín de poblaciones.

24 años de cafés, goles y caipiriñas

La “caipirinha” se convirtió en uno de los atractivos de las noches xalleiras con el “Raposo” como referencia. El cóctel nacional de Brasil acompañó innumerables veladas en el establecimiento de la Avenida Alfonso Molina. Hubo noches de servirse más de 200 caipiriñas, recuerdan.

Chefs como Arzak o Berasategui no se resistieron a probarlas. Futbolistas como Naybet también visitaron el local. Y muchos más. Deportistas, políticos, empresarios. Pero nos harían falta varios artículos más.

“O Raposo” fue también un templo de sensaciones. De miradas atentas al televisor y de goles que se festejaron como auténticas loterías y otros que hirieron como puñales. La pasión del fútbol.

Fernando es culé hasta la médula, y el bar se convirtió en un foco del barcelonismo en Santa Comba. Pero también se convivió con “merengues”, como su propio hijo Jani (un rara avis en la familia, toda baulgrana).

El establecimiento también patrocinó un recordado y victorioso equipo de fútbol-sala. Y se festejaron y vivieron momentos importantes de la historia del Xallas F.C..

Los últimos días de una historia familiar

En los últimos días recibieron multitud de visitas. Entre ellas la del alcalde, Alberto Romar, cliente “cafetero” habitual del local, que agasajó a Fernando y María con una orquídea y recogió alguna de las anécdotas que se incluyen en este artículo, fruto de una larga conversación.

El propio Fernando Lois confesaba a Romar que el primer día después del cierre “levanteime raro, pensativo e triste”.

Era el 7 de enero. El Día de Reyes fue la última jornada de servicio. Los clientes le regalaron una placa conmemorativa en señal de gratitud.

Agradecen todo el cariño recibido durante estos años: “Xa son familia, cos cales pasamos os mellores momentos da vida”.

Palabras también de agradecimiento para el dueño del local Manolo “O Raposo” y su familia.

24 años de esmerada atención en un negocio familiar y cercano. “Foi increíble que en 24 anos nunca houbo unha pelea, e mira que viña moita moita xente os sábados de noite para a movida” le confesaba Lois al mandatario xalleiro.

Ahora es el momento de descansar. Una de las aficiones de Fernando es caminar. Mientras tanto, recogen las cosas y acumulan recuerdos, con la ayuda de un matrimonio amigo, formado por Esther García y Lito Blanco.

Precisamente Lito recuerda, con una sonrisa, una anécdota repetida durante todo ese tiempo: “Estivo 24 anos que cada vez que eu entraba no local decía .. e falando de animales, aí ven Lito”.

Con sonrisas y agradecimiento cerraban sus puertas. No hay mejor manera.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,826SeguidoresSeguir
1,210SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos