13.5 C
Santa Comba
lunes, junio 10, 2024

Muxía, escala de navegantes y venta de encajes

Muxía y Fisterra eran en la Edad Media y Moderna dos puertos muy conocidos para los navegantes de toda Europa. Escala de flotas mediterráneas y atlánticas. Muxía, embarcadero de la flota veneciana en el siglo XV, como Ferrol; escala de una parte de la Invencible en 1588. Una década más tarde la peste atacó con fuerza la población y sufrió un fuerte golpe. Tuvo un pasado mercantil y pesquero pero también de venta de encajes en el siglo XVIII.

Costa da Morte, crónica marítima

En el tramo de investigación de mi obra «Costa da morte, crónica marítima» (Galp, 2016) es Muxía el puerto que más sobresale en la Baja Edad Media. Además de ser embarcadero y lugar de recalada de los convoyes mercantes, arribo de peregrinos y mercancías, en su abra se construyeron barcos.

En 1384 el ataque de la flota portuguesa a las costas gallegas da cuenta que en Muxía se construían en su astillero dos navíos que los enemigos destruyeron. También se le llama a la villa pesquería no fortificada.

En este año el conde de Trastámara don Pedro Enríquez de Castro ataca las costas gallegas con una flota de trece galeras reunida en Oporto en el conflicto dinástico entre Juan I de Castilla y Joao, Maestro de Avis. Cercan Baiona que debe pagar 400 francos para no ser arrasada. Continúan a Muxía, en donde queman los dos navíos de su astillero. Siguen a A Coruña, Ferrol, Neda, Betanzos (aquí hunden dos navíos, uno con género, una galera).

En Galicia se preparaba una flota para atacar Lisboa, por ello los invasores no eligieron al azar los puertos sino que la misión formaba parte de un plan tramado y con noticia de los abastecimientos y barcos que armaba el rey castellano. Los navíos de Muxía debían formar por tanto parte de estos preparativos. Así se escribió en las Crónicas de Fernao Lopes: «chegaron primeiro a Bayona de Minhor…E despois se forom a Mugia, que e pescaria sem fortalleza, e queymaron hy dous navios que estavom no stalleiro. Dalli partirom pero A Corunha».

A inicios del s. XVI los condes de Altamira en su pazo de Corcubión cobraban sus derechos o vendían trigo y otros efectos al rey, y a comerciantes para naos y armadas. Tenemos en estas fechas noticia de dos naos armadas por los propios condes en esta ría.

Así el segundo conde, don Rodrigo Osorio, fletó una nao en 1508 con un grupo de caballeros para la guerra en África, pero tuvo que retornar por un temporal que le desbarató el mástil. Partirá de nuevo a la conquista de Orán, con el cardenal Cisneros, en donde muere (1510). Su madre era señora de Laxe y benefactora de la iglesia de Santa María da Atalaia. En 1538, el tercer conde de Altamira pedirá a su pariente, el conde de Andrade, 8oo ducados para armar una nao.

INTERROGATORIO DE LA VILLA DE MUXIA. 1753

El 22 de mayo de 1753 se procede al interrogatorio en Muxía «de la Villa de Mujía y las feligresías de San Julian de Moraime y San Pedro de Bujantes».

Realizan el catastro don Antonio Jacinto de Montes, abogado de la Real Audiencia, subdelegado de la Real Contribución, don Francisco Xavier García del Consejo de S. M., intendente ministro principal en Galicia, y comparecen en su presencia en la villa de Muxía: don Alexandro Romay, cura párroco; don Juan Antonio de Castro y Porras, juez ordinario de la villa; Andrés de Currás, alcalde; don Salvador González de Lema, procurador general; Juan Antonio Camaño, sustituto de Andrés Vilela, don Andrés de Ynsua y Pazos, regidores; don Juan Ygnacio de Octero (Otero), «cavo de Marina del Puerto de esta villa». Andrés de Lema, Melchor Antonio Fernández, peritos nombrados por la justicia, Alonso de Dios «también señalado por ella». Phelipe de la Iglesia y Andrés Jallón, «peritos elexidos por el señor subdelegado».

Se indica que Muxía es villa y jurisdicción del Arzobispo de Santiago y en ella pone juez y escribano de número, a los que no se les paga cosa alguna, solo los vecinos le contribuyen al señor arzobispo con 88 reales y 15 maravedís por razón de dicho señorío. Los citados indican que no saben que privilegios para ello tenga su señor. La villa es puerto relevante de pesca de sardina y congrio. Cuenta con fielato o aduana y también alfolí de sal.

Las especies que se plantan, el uso de los montes y medidas son similares a los del interrogatorio de Malpica. Se mide en ferrados que son 48 varas de 10 palmos, o 120 cuartillos de 4 palmos.

Difieren en algunos productos los precios con respecto a Malpica o Soneira. El ferrado de centeno a 3 reales, maíz a 4 r, de trigo a 6 r, carro de leña 2 r, docena de huevos 16 maravedís, una gallina 2 r, un par de capones 5 r, un pollo medio real, un cordero o cabrito 4 r, quartillo de manteca 2 r, libra de cera 6 r.

Los diezmos se pagan de centeno y maíz y el personal en dinero. El párroco percibe un tercio y dos tercios «el padre prior de la feligresía de San Juan de Moraime Orden de San Benito». Es el monasterio vecino de San Xián de Moraime. El cura percibe además oblatas en especie de dinero. Lleva al año el cura 60 reales. Los vecinos de mayor posible pagan 2 r, los de mediano 1 r, los otros 4 maravedís. Las oblatas importan 130 reales. Los diezmos del prior son 120 reales.

Se informa que hay unos «hacos de harriero y mulas particulares sin utilidad». Hay una yegua de utilidad 30 reales, dos vacas sin cría a 10 r, y unos lechones de vientre por 20 r. No hay ganado, solo cerdos para el consumo de cada dueño. Son 94 vecinos tanto del gremio de la tierra como del mar, sin que haya casas de campo, alquerías. No saben precisar el número de casas. No pagan justicia ni regidores. Tienen un cargo de 7.500 reales por el pago anual a Juan Antonio de Castro y Porras vecino de la villa. 225 reales se han recaudado por urgencias de la villa. A S. M. pagan por millones y carnes 235 r y 11 m, servicios 103 r y 20 m. las alcabalas van al arzobispo de Santiago y son 750 r, «y no saben que privilegio tenga». Hay una taberna de Alonso de Dios de valor 100 reales. Una cortaduría «en la que vende carne Froilán de Arán vecino de la feligresía de Santa Eulalia de Hambria (Dumbría)», de utilidad 50 reales, «teniendo presente el poco consumo que hai en dicha villa».

Se informa que «en esta villa si hay un hospital que sirve para recoger los pobres peregrinos que bienen al Santuario de Nuestra Señora dela Barca y la renta que tiene es muy corta». «Hay algunos tratantes de encages», como oficio más significativo; escribano de número y juez. No hay artistas. El jornal de marineros y labradores es de 2 r día. «En el Puerto algunas embarcaciones sirven para la pesca de sardina, congrio y otros pezes». No hay mas de dos clérigos, incluso el párroco. No hay conventos ni dehesa real.

En cuanto a las embarcaciones son:

-San Antonio y Ánimas. Galeón o barco trincado para la pesca de sardina propio de Andrés de Lema y compañeros. Se compone de 64 partes o quiñones de la cosecha de sardina que tiene principio en octubre y fenece en el mes de dicciembre. De utilidad 3.300 reales. Cada parte es un real y 20 maravedís. 38 reales y 22 maravedís son para reparos. 600 reales al patrón. Cada marinero por razón de pesca lleva 2 reales. Al galeón le surten otras lanchas durante la pesca.

Estas lanchas son las siguientes:

-Lancha de Juan Antonio de Castro y Porras. Después de la campaña de la sardina se emplea desde principios de junio hasta septiembre en la pesca de congrio de que es patrón Ygnacio Perez Vidal y marineros Ygnacio Blanco, Pedro Yañez y Domingo Romero. El quiñón de cada uno le hacen una utilidad de 100 reales. A Domingo Ygnacio Romero por medio quiñón le regulan 50 reales y al armador lo mismo que lo que corresponde por un quiñón, 100 reales.

-Lancha de Andrés de Lago, que emplea en la pesca del congrio otro tanto tiempo como la anterior. Es patrón Bernardo de Lago, hijo de Andrés. Son marineros: Domingo Varela, Francisco Fariña y Domingo Rodríguez, con un quiñón cada uno de 100 reales. Otro tanto percibe el dicho Lema por su lancha.

-Lancha de Silvestre García, al congrio, es patrón el mismo y marineros: Joseph de Lastres, Domingo Blanco y Domingo Perez, que perciben por su quiñón 100 reales, y otro tanto al dicho Silvestre por su lancha.

-Lancha de Francisco de Leiro, en la misma pesca. Es patrón Domingo Antonio Perez de Leiro, su hijo. Son marineros Francisco Perez y Andrés González, se les regulan 100 reales por quiñón y otro tanto al armador.

-Lancha de Francisco Perez de Leiro y Andrés de Lema. Es patrón Andrés Rodríguez. Son marineros: Joseph Fernández, Ambrosio Graiño y Francisco Sánchez. Llevan 100 reales por quiñón.

Hay «un barco de cubierta» que sirve para transportar sardina fuera del Reino, propio de Joseph Antonio Apriano y Muguerza y de Silvestre García, del que es patrón el referido Joseph Apriano. Son marineros: Andrés de Lago, Bentura Varela y dicho Silvestre García. A cada uno se le regula 300 reales al año. A los dueños a los 300 r se suman 200 más.

Destaca en la villa de Muxía la venta de encajes de bolillos. Así se citan los «traficantes de encages»:

-Andrés de Ynsua hijo de Jacobo, don Andrés de Vilela, don Andrés de Currás, Thomás de Lema hijo de Francisco González, Joseph Fernández, Antonio Pasantes, Domingo Antonio Varela, Manuel de Rubio, Francisco Martínez hijo de María Antonia Díaz, Antonio Moreyra. La calidad de cada uno de estos tratantes es de 100 reales año.

-Antonio Fernández, Andrés y Domingo de Lema hijo de Andrés, Domingo Antonio Perez hijo de Francisco Domingo, Antonio de Castro, Joseph Apriano «hierno de Francisco Fariña». «Doña Juana de Pazos tiene a Alonso fariña en su casa el que trata también en encages». Domingo Antonio Rodríguez, Francisco Antonio de Lastres hijo de don Joseph, don Andrés de Ardeleiros, Julián de Lema, Francisco Perez, Silvestre García y Alonso González su hijastro. Domingo Antonio López, Juan Antonio Rodríguez, Alonso de Dios. «Estos de validad se calculan 200 reales».

-Antonio Vilela hijo de María de Lema, Antonio Perez «hixo de Ygnacio», Andrés de Lago y Bernardo su hijo, Francisco de Rei. Don Joseph Perez de Lema «también arrendatario de aguardiente con utilidad de 40 reales». Cada uno en encajes se le regulan 70 reales.

El catastro nos da cuenta de un buen número de palilleiras, considerando así que su trabajo es de utilidad económica. A cada una se le regulan 60 reales al año. Son: Francisca González, Dominga Perez, Rosa de Antonio, María Antonia de Lema, Francisca de Lema, María Gondomil, Ángel de Dios, Antonia de Pazos, María Ygnacia Perez, Petronila de Andrade, María Sánchez, Francisca de Canosa, Antonia Gómez Cahamaño, Pasqua López, Juana Martínez, Florencia González, María Antonia García, Antonia de Lema, Margarita Abad, Dominga Correa, Rosa Álvarez, María Salomé Perez, Josepha de Lema, María Antonia Cahamaño, María Varela, Juana Rodríguez, María dos Santos, Manuela de Novoa, Rosa de Lema, María de Lema, Juana Rodríguez Varela, clara López, Andrea Cahamaño, María Antonia de Antelo, Leocadia de Tova, Rosa Núñez, Dominga de Lema, Dominga Cahamaño, María Perez Perrúa, Jacinta Patiño.

En cuanto a otros oficios. Son sastres: Simón Marcote, Florencio Perez y Francisco Antonio López, a 3 reales jornal. Es cantero Andrés de Lago a 3 r jornal. Es escribano de número Bernardo García Romero, que regula 60 r. En la villa hay dependientes de las rentas reales, como Domingo Antonio Castiñeira, «guarda de a cavallo, que goza de sueldo de 300 ducados». Don Salvador González de Lema, «fiel administrador de cientos y millones, goza el salario de quatro reales al día». Andrés Ramos, fiel de aduanas, se regulan 2 reales al día, y como estanquillero le consideran 112 reales y 32 maravedís al año, «por 80 libras de tavaco de polvo que vende cada año y cien reales por el tavaco de oja que vende al por menor».

Están los receptores de alfolís de sal, como don Juan Antonio de Castro y Porras, receptor de los alfolíes de la villa, por lo que se le regulan 200 ducados «y como juez ordinario, 40 reales, respecto a la poca población de su judicatura». Y a Policarpo de Yañes vecino de San Julián de Moraime como medidor de sal en el alfolí, se le regulan 550 reales

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,826SeguidoresSeguir
1,250SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos