16.7 C
Santa Comba
sábado, agosto 6, 2022

Los geólogos del siglo XXI descubren el wolframio en Varilongo

Un acuerdo entre GTT y la Fundación Universidad de Oviedo permitió a dos graduados en Geología completar su formación en la mina histórica de Santa Comba

Sus ganas de aprender les trajeron a Santa Comba. Con 26 años, Ana Monteserín y Pedro Granda encontraron en Varilongo el lugar en el que llevar a la práctica los conocimientos que habían adquirido en la Facultad de Geología. A través de una beca de formación de la Fundación Universidad de Oviedo (FUO) se incorporaron a Galicia Tin & Tugsten (GTT), la empresa que está reactivando la histórica mina de wolframio. Durante cuatro meses dejaron Asturias para realizar en la comarca del Xallas su incursión en el mundo laboral.

Ana llegaba por primera vez animada por su compañero Pedro que ya había realizado un primer período de prácticas a finales del 2020. Su experiencia en GTT fue entonces “muy enriquecedora” y por eso “tenía claro que quería repetir”, explica. Durante su tiempo de formación convivieron con el equipo de profesionales que trabaja en Varilongo y con los vecinos de Santa Comba, el lugar en el que residían durante el período de prácticas. Con ellos descubrieron la historia de una mina que forma parte de la identidad de la población. 

“La gente te pregunta de dónde eres, qué haces aquí… muestran interés por saber, por la mina”, explica Ana. “En cuanto se enteran de que trabajas allí te preguntan ¿y eso qué tal? ¿va a abrir? Todo el mundo conoce la mina y la tiene en mente”, añade Pedro.

El descubrimiento del wolframio

Ellos también la han incorporado a su propia historia, porque Varilongo ha sido el escenario de su aproximación al mundo laboral. Tutelados por los geólogos de GTT, participaron en la aventura de formar parte del equipo encargado de reactivar la que fue una de las minas subterráneas de wolframio más importantes de Europa. 

“Yo nunca había visto la wolframita. Ana y yo cogimos en la carrera la misma asignatura optativa y este fue el primer yacimiento de wolframio que vimos. Hasta que llegué aquí no conocía las aplicaciones del wolframio. Ahora, conociéndolo, creo que tiene un buen futuro. Además, las minas activas están empezando a agotarse y el que haya proyectos nuevos que puedan aportar ese recurso que está catalogado como crítico es muy interesante”, destaca Pedro.

Las peculiares geológicas del yacimiento han sido uno de sus grandes descubrimientos. Formar parte del equipo que reactiva la histórica mina les ha acercado a un recurso que la Unión Europea ha calificado como crítico, es decir, insustituible. Pero su experiencia en Varilongo les ha aportado mucho más. 

Con los operarios locales conocieron la historia y las historias de la mina. Y con el equipo de GTT aprendieron a trasladar a la práctica sus conocimientos universitarios. 

“Cuando terminas el grado tienes unos conocimientos que no sabes cómo aplicar al trabajo que hay que realizar y, con esta beca, mi intención era empaparme de todo el conocimiento posible siguiendo las directrices de los profesionales que llevan años en este campo y, además, no menos importante, ayudar en todo lo posible al equipo de GTT. Después de estos cuatro meses aquí, puedo afirmar que mis expectativas se han cumplido y se han superado. Además de haber aprendido en el campo de la geología he aprendido en el resto de ámbitos, desde la ingeniería de minas al medio ambiente”, destaca Ana Monteserín.

Minería y medio ambiente, dos ámbitos compatibles

En el ámbito medioambiental han mostrado especial interés. Ambos, tanto Pedro como Ana, han vivido siempre rodeados de naturaleza. Eso les ha llevado a manifestar un especial interés por el entorno y fue una de las razones que les llevó a estudiar Geología. Ana se especializó en el uso sostenible de los recursos naturales, y Pedro compaginó su debilidad por la naturaleza con la curiosidad por la minería que le descubrió su convivencia con la mina de La Camocha, en las inmediaciones de Gijón. 

Ambos tienen claro que minería y medio ambiente pueden convivir perfectamente en el siglo XXI. “Yo, sinceramente, creo que las minas son necesarias y actualmente hay planes medioambientales, planes de recuperación… Creo que es perfectamente compatible”, destaca Ana. 

Una percepción que Pedro refuerza: “Al final, la humanidad necesita ese recurso. Todo el mundo quiere tenerlo todo y para eso es necesario explotar el mineral. Tanto Ana como yo venimos de entornos naturales, nos encanta la naturaleza. Es verdad que puede chocar que por un lado quieras que se abra una mina con respetar el entorno natural, pero se trata de hacerlo con el menor impacto posible”. “Y de ir repoblando”, puntualiza, Ana.

Varilongo reforzó su vocación

El acuerdo entre GTT y la FUO permitió a estos jóvenes geólogos formar parte de un proyecto, la reactivación de la mina de Varilongo, que contribuirá a escribir un nuevo capítulo en la vinculación de Santa Comba con el wolframio. Han adquirido conocimientos de geología sobre el terreno, desde testificar los sondeos a interpretar secciones geológicas. Pero, sobre todo, les ha enriquecido a nivel personal y les ha ayudado a abrir las puertas del mercado laboral. 

“La experiencia ha sido muy positiva porque he aprendido a interactuar en un mundo hasta ahora desconocido para mí, a realizar mi trabajo de forma más eficiente, y a trabajar en equipo con profesionales experimentados”, destaca Ana de su paso por GTT. Además, han contribuido a reactivar de nuevo esta mina histórica. Y, eso, apunta Pedro, es un valor añadido porque “además era nuestro primer trabajo y poco a poco vas cogiendo el concepto e imaginándote como es el yacimiento”. Lo bonito, apunta Ana “sería ver cómo evoluciona”.

Los dos coinciden en que el proyecto de Varilongo supondrá un respaldo para el desarrollo económico y social de santa Comba. Ellos ya forman parte de esa nueva historia que se está escribiendo en la mina de wolframio. Una mina en la que los nuevos geólogos han reforzado su vocación. “Este tiempo en GTT me ha mostrado que realmente me quiero dedicar laboralmente a este sector” concluye Ana.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Concello de Val do Dubra
spot_img
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,782SeguidoresSeguir
465SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos