1.3 C
Santa Comba
domingo, diciembre 4, 2022

Guillermo Quintana Lacaci. Año 1984. El asesinato de un hombre serio, católico y exigente

– X.M. Lema-

El teniente general Guillermo Quintana Lacaci se definía como serio, católico y exigente consigo mismo. Aquel último domingo de su vida, había ido a misa a la parroquia madrileña de Cristo Rey con su esposa Elena. Cerca de su domicilio, dos terroristas le dispararon a bocajarro y se fugaron en un Renault 18 de color blanco.Su mujer resultó herida y también el coronel Ángel Francisco Gil Pachón que paseaba por la zona.

“Nunca sabrá España lo que te debe, Guillermo»

Guillermo Quintana falleció. Yacía en la calle sin vida. El hombre que casi tres años antes tuvo un papel destacado durante el 23-F siendo Capitán General de Madrid. “Nunca sabrá España lo que te debe, Guillermo» le había dicho el Rey Juan Carlos I, agradeciendo su papel para evitar el golpe de Estado.

Había sido asesinado aquel 29 de enero de 1984, “uno de los máximos exponentes del militar ilustrado”, como escribiría en aquellos días de luto Carlos Fernández.

Los días laborables tenía vigilancia de la Policía Militar. Los domingos no. En aquellos días transcendió que se se sentía vigilado, y así lo había comentado.

El escenario del crimen terrotista

Gente rodeando el cadáver. Momentos de tensión. Un reguero de sangre. 13 casquillos de  9 mm Parabellum. El saludo militar del General Pedrosa. La extreamaunción del padre Martín. Y tres flores con los colores de la bandera de España. Todo en la misma calle en donde mataron a Quintana.

El Teniente general del Ejército de Tierra, Guillermo Quintana Lacaci, nación Ferrol en 1916. Nieto, hijo y padre de militares. Participó en la Guerra Civil. Fue testigo directo de las batallas de Brunete, en donde resultó herido, o Teruel. 

Se alistó en la División Azul. En el frente ruso vivió el asedio del sector de Possad y los bombardeos en en la posición de “El Alcázar” de Novgorod. En España continuó completando una intensa hoja de servicios (biografía en Wikipedia)

Distintas responsabilidades y un gran número de condecoraciones como la Medalla Militar individual, medalla de la campaña de Rusia, Cruz de San Hermenegildo, etc… En 1982 pasó a la Reserva pero empezó a ejercer como asesor en la Armería Real. En su discurso de despedida en la Capitanía, en abril de 1982, dijo:»La paz a cualquier precio puede ser inmoral». Y renglón seguido añadió:»El amor a la patria debe de estar por encima de las opiniones políticas de cada uno, que han de sacrificarse en bien de la unión del Ejército».

ABC

La despedida del Teniente general Quintana Lacaci

Con la presencia de los Reyes se celebró un funeral  “córpore in sepulto” en el Cuartel General del Ejército, en el Palacio de Buenavista. Al día siguiente hubo un funeral, presidido por Felipe González, antes del traslado de los restos de Quintana al cementerio del Pardo.

“Se han cebado con una persona que no tenía ninguna protección. Es el asesinato ciego, fácil. En un momento en el que todos estamos empeñados contra el terrorismo” lamentaba el Ministro de Defensa, Narcís Serra. 

Los miembros del gobierno tuvieron que escuchar fuertes reproches de parte de las dos mil personas que presenciaron el recorrido que se hizo con el féretro, portado por varios generales.

Las condolencias se multiplicaron. También las misas en todas las unidades del Ejército. No faltó un funeral en su localidad natal. En la ferrolana iglesia de San Francisco.

Sobre sus asesinos, dos pistoleros de ETA, recoge la Wikipedia:”En sentencia dictada el 27 de diciembre de 1996, la Audiencia Nacional condenó a los miembros de ETA Henri Parot y Juan Lorenzo Lasa Mitxelena Tkikierdi, a sendas penas de 30 años de cárcel por el atentado. A Parot, uno de los integrantes del comando itinerante, también se le condenó a 8 meses de cárcel por dos delitos de lesiones”.

Este mes de enero también recordamos a otros gallegos que fueron víctimas del terrorismo

27 de enero de 1982 – Asesinado del policía Benigno García Díaz en Ondarroa

25 de enero de 1980- Asesinado el hostelero Alfredo Ramos en Baracaldo.

14 de enero de 1992 – Aseninado el policía José Anseán en Bilbao.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
Concello de Val do Dubra
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,790SeguidoresSeguir
509SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos