3.3 C
Santa Comba
jueves, febrero 2, 2023

Sesenta años del museo arqueológico de Finisterre

Rafael Lema /

Francisco Esmorís Recamán fue un entusiasta de la historia en el Finisterre de la primera parte del siglo pasado. En 1958, hace sesenta años, creó el patronato para construir un museo arqueológico en el castillo de San Carlos de Fisterra, el actual museo de pesca. Esmorís en una entrevista en «El Pueblo Gallego» del 4-10-158 hablaba de su Museo de Finisterre.

El doctor llegaba a Vigo por motivos profesionales pero recordaba Fisterra y seguía metido de lleno en su proyecto, indicando al reportero José María Signo que por su amor a los restos históricos había acumulado una importante colección arqueológica que sería la base del museo, cuyas obras se habían iniciado, con las paredes construidas y el tejado en proceso. Informaba el galeno que se había creado un patronato presidido por el rector de la Universidad de Santiago señor Legaz Lacambra, y estaban tratando de levantar un pequeño edificio para el museo, con subvenciones del estado y el municipio.

El visionario Esmorís Recamán

Esmorís pensaba legar todo su material a la Universidad y citaba la existencia de hachas de piedra, tégulas, molinos de mano, aras, cerámica o un puñal de bronce. Básicamente material castreño y de alguna mámoa local. También tenía fotografías de los finisterres de Europa. Esmorís destacaba la importancia del monte Pindo y la legendaria ciudad de Duio y temía por el futuro de muchos dólmenes de la zona que se irían destruyendo con el progreso.

Destaca «uno de Vimianzo con pinturas rupestres«, el de Treos, y cree que «la Universidad debe orientar estas cuestiones en colaboración con el Seminario de Estudios Gallegos». Era una época de revitalización de nuestro patrimonio, con el trabajo en difíciles condiciones y sin recursos de historiadores en el museo del castillo de San Antón o el museo de Pontevedra, entre otros, así como la edición de trabajos de divulgación histórica. Fisterra podría contar con un centro que sería único en el rural y en la costa gallega de la época. El visionario Esmorís Recamán nos dejó sobre todo el llegado de sus estudios y apuntes, una colección material en parte oculta o perdida, y proyectos que si bien no se ejecutaron como él quería alentaron otros planes.

Fotos- Fillos de San Marcos-Facebook

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
Concello de Val do Dubra
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,800SeguidoresSeguir
897SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos