14.5 C
Santa Comba
miércoles, noviembre 29, 2023

Ponte do Porto cuenta con una singular colonia de cerezos

Rafael Lema –

El cerezo en Japón es un árbol sagrado y en el Valle del Jerte un gran atractivo turístico, pero también en la Costa da Morte está presente desde hace siglos. Ponte do Porto cuenta con un centenar de cerezos, una planta no muy frecuente en la comarca. En general se trata de ejemplares diseminados en algunos frutales junto a los más populares manzanos, «pexegueiros», limones pero tambien naranjos, en zonas como As Barrosas, Río do Cura, Grixa, Curros, en donde se pueden localizar una docena de troncos centenarios.

Destaca en este campo la finca de 21 cerezos de Antonio Eiroa, en un empinado bancal de la rúa Calzada, pero además a este horticultor se debe el injerto y mejora de medio ciento de frutales de este tipo en la localidad, siendo por lo tanto actualmente uno de los principales defensores de la expansión de tan singular especie que no solo deleita por su dulce fruto que anuncia el verano sino por sus bellas flores blancas en primavera. 

La peculiar colonia de cerezos porteña hace un siglo contaba con un frondoso bosque vecino, en Cereixo, propiedad de la condesa de Torres, que antes de la guerra civil se perdió para dar paso a frondosas. Muchos de los ejemplares locales proceden de esta estirpe y de la famosa huerta rectoral de Ponte do Porto, llena de naranjos y membrillos y ya citada en 1590. Antonio Eiroa cuida con mimo sus cerezos, parras, y otros frutales, sobre todo desde que e jubiló, pero ya en sus tiempos de operario del servicio municipal de limpeza sacaba tiempo para plantar, injertar o cuidar los jardines públicos. En cuanto a los cerezos, tiene árboles de varia procedencia. Unos llevan décadas en su finca, otros llegaron de otras partes se Galicia y ya tienen frutos desarrolados, por lo que dentro de un mes ya se podrán recolectar las primeras cerezas.

También cuenta Eiroa con varias especies llegadas de Cuba, y que habían sido regaladas por Fidel Castro a los responsables políticos de Oleiros, municipio del que es originario el horticultor casado y residente en Ponte do Porto. Estos árboles tropicales llegados el vedado de La Habana dan frutos en septiembre por lo que ahora todavía están en flor. El frutal de «Antonio o Barrendeiro», y otros árboles de fincas vecinas cuidadas por su mano constituyen uno de los menos conocidos atractivos, en primavera y principios de verano, de la Ruta dos Muiños de Ponte do Porto, que pasa al lado de la casa de este amante de la horticultura, aficionado a los libros de injertos y a las técnicas de poda.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,826SeguidoresSeguir
1,190SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos