18.3 C
Santa Comba
sábado, julio 13, 2024

El GOE VI, un cuerpo militar galaico de Guinness

El GOE La Victoria VI fue un cuerpo de guerrilleros, boinas verdes, asentado en A Coruña que dejó una profunda huella dentro del organigrama militar gallego, unidad a la que ya hemos hecho referencia en otra ocasión. Ahora tuvimos la fortuna de entrevistar a su último mando, el coronel Fernández Navarro, para recuperar un trozo de la historia militar gallega.

Rafael Lema Mouzo

Además de vencer en prestigiosos ejercicios con destacadas unidades de élite, de su presencia en Bosnia o el Magreb, o de tener incluso un récord Guinness por hacer en menos tiempo la ruta jacobea, el cuerpo hasta su desaparición en 1996 dejó una larga lista de méritos, “una corta y densa vida2 como indica el coronel.

El coronel don Lorenzo Fernández de los Paños y Álvarez de Miranda nos indicó la cronología y hechos más significativos de la unidad. El fundador y primer Jefe fue el comandante de infantería D. Carlos Suero Sierra. La unidad se creó el 1 de enero de 1988, siendo su jefe interino, hasta la incorporación del comandante Suero, el capitán D. Joaquín Evia Vázquez jefe de la COE de Lugo por ser el más antiguo de los capitanes de las COEs que se integraban. El día 25 de febrero de 1988 se incorpora al GOE el comandante D. Carlos Suero Sierra cesando en el mando el capitán Evia que lo ejercía con carácter interino.

El comandante Suero manda el GOE VI desde el 25 de febrero de 1988 hasta el 28 de diciembre de 1990 en que deja el mando por su ascenso a teniente coronel. El mismo día 28 de diciembre, se produce el relevo en el mando del GOE siendo su nuevo jefe, a partir de esa fecha, el comandante de infantería D. Lorenzo Fernández-Navarro de los y Paños Álvarez de Miranda. El 12 de marzo de 1996 el comandante Navarro de los Paños asciende a teniente coronel pero por estar prevista la disolución de la unidad el 31 de diciembre de ese año se le designa para quedar como teniente coronel al mando de la unidad hasta su disolución el 31 de diciembre de 1996.

Así pues, en el historial, las actividades reseñadas desde el 25 de febrero de 1988, hasta le 28 de diciembre de 1990, corresponden a la jefatura del comandante Suero y desde el 28 de diciembre de 1990 hasta el 31 de diciembre de 1996 al comandante y luego teniente coronel Navarro de los Paños.El coronel Navarro nos explica que “el libro que tengo pendiente escribir, y que muchos antiguos guerrilleros me piden, tendrá por título: EL GOE LA VICTORIA VI: LA DENSA HISTORIA DE UNA VIDA EFÍMERA, porque en efecto, en sus pocos años de vida, llevó una actividad trepidante y es una pena que se pierda en el olvido la dedicación y esfuerzos de tantos mandos y soldados”.

“Parece increíble que una unidad tuviera tan solo una vida de nueve años desde su creación hasta su disolución, pero es que le tocó vivir una época de continuas reorganizaciones del Ejército” indica el coronel. Uno de los últimos guerrilleros, Esteban Tedín no entiende el cierre de un unidad tan prestigiosa, y con un alto rendimiento como ésta, algo para él muy negativo, recordando palabras de su antiguo coronel «organización, mas reorganización, más nueva reorganización, igual a desorganización». Tedín, el último boina verde gallego, fue también el último condecorado, con la Cruz Roja al Mérito Militar, y nos hizo participe de un completo álbum de fotos y recuerdos. La unidad como recuerda el coronel es “heredera del Regimiento de Infantería La Victoria al que perteneció el teniente Joaquín Ruíz, héroe del 2 de mayo de 1808”. Desde su creación se basó en un intenso plan de instrucción anual que la colocó entre las mejores de Europa, con 120 días al año de salidas de campo en espacios nevados, montañas, espacios marinos, o en ejercicios combinados con otras unidades del ejército o de otro países aliados. En los más rigurosos climas.

Así la unidad patrulló las guarniciones españolas en la zona africana del Estrecho en 1988-89, o estuvo presente en Bosnia Herzegovina en 1995. Participó en patrullas de largo alcance en Frizler, Alemania. Y en el mismo país en el ejercicio hispano-alemán Carlos V con la división paracaidista germana. También con cuerpos lusos en Serra da Padrela, Portugal. Recibió elogiosas felicitaciones del Alto Mando Alemán, del jefe de la Región Militar Norte de Portugal, del general jefe de la 6ª Región Militar, del jefe de la Bripac, del general A. Pringle de Naciones Unidas, de los agregados militares de las embajadas de Alemania y EEUU, entre otros. Los guerrilleros coruñeses dejaron marcas para la historia. Están el el Guinnes de los récords por un ejercicio de la operación Antorcha 92, con objeto del año olímpico, por la carrera de relevos A Coruña- Barcelona, de 1.200 kilómetros, que cubrieron en 4 días, 6 horas y 50 minutos, obteniendo además el récord del Camino de Santiago en menor tiempo.

Lograron el primer puesto en la XI edición del descenso del Tea. Mejor clasificación de todos los Goes incluida la bandera legionaria en el ejercicio Águila 94 en la nieve de Jaca. Destaca asimismo la operación de recorrido de 30 millas náuticas a remo en bote neumático desde Aguiño a Baiona. Colaboraron en numerosos actos de labor social y ambiental. En las inundaciones de Padrón, la prevención y extinción de incendios en los montes gallegos; colaboraron con hospitales, colegios, cruz roja, regatas náuticas, entidades de todo tipo. Entre los ejercicios militares destacados en su impecable hoja de servicios tenemos hechos como el descenso del Miño en lancha neumática desde Lugo a la desembocadura, y en otra edición desde Fontemiña a A Guarda. Ejercicios de incursión nocturna por las rías, ejercicios de patrulla con unidades de la Armada como el Turia, Bergantín, Mahón. La toma del castillo da A Palma, heliasaltos, infiltración y hostiguamiento de retaguardias enemigas, captura de buques. O la compleja V vuelta Guerrillera de 10 días por la la región militar en el del 96.

Especial significación tuvo en este mismo año la prueba de la boina, por ser la última del cuerpo, poco antes de entregar el guión. En ella se realizó un rappel de 100 metros por el rio Ulla, el descenso de la sima del pico Sacro, la marcha continuada Aantiago- A Coruña, una travesía en lancha neumática. Le cabe a la Costa da Morte el contar con el último boina verde y el último guerrillero condecorado de este destacado cuerpo. Se trata de Esteban Tedín Méndez, de Braño- Vimianzo, que a su vez es nieto de un héroe de la División Azul en la batalla de Krasny Bor, en Rusia. El ultimo combate de un ejército español, el 10 de febrero de 1943. Durante el mando del comandante Fernández Navarro varios mandos fueron galardonados y felicitados desde distintos mandos por sus servicios, como el capitán Arenas en Bosnia; o el nadador capitán Enrique Salamanca. A todos les cupo el escribir un glorioso episodio de nuestras armas en esta región, el breve pero denso paso de un gran cuerpo de élite galaico a la altura de los grandes de la OTAN. Una forja de bien adiestrados soldados y oficiales destacados en otros mandos a lo largo del mundo.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,826SeguidoresSeguir
1,270SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos