15.9 C
Santa Comba
domingo, julio 14, 2024

Carta de Critias a Terámenes (IV).Virutas retorcidas.



Debo reconocer estimado Igual Terámenes, que a veces este pueblo me emociona vivísimamente al recordar las enseñanzas de nuestros sacerdotes maestros en la Academia. Cuando éramos niños, recuerdas amigo, como nos inmortalizaban en nuestras almas “no son los ojos los que ven, sino lo que nosotros vemos por medio de los ojos”. Nos educaron como hómoioi en la ayuda mutua, y en la Diligencia como prontitud de ánimo para hacer el bien.

En estas tierras nada de ello impera. Las Virtudes para vencer a los pecados no son ni citadas. Tal vez este pueblo al carecer de educación en Moral sufren de Horror vacui, y para calmarse usan sucedáneos hedonistas. Su oligarquía, degeneración de la aristocracia, fomentan privilegiados vicios retorcidos que ellos les gritan a la plebe como “derechos”.

Ya sabes estimado amigo que tales gritos nunca guardan relación con lo justo, bueno, sano, o hermoso. Cuando dogmatizan un retorcido “derecho”, sube el pan, los impuestos y la pobreza. Esos “derechos” retorcidos son virutas con las que mantienen encendido el fuego en el que asan al cordero.


Tales virutas son acuerdos de “consenso”, que es el punto de encuentro de los oligarcas y sus facciosos carentes de todo principio moral para así repartirse los dineros. Ese consenso es la unión de habilidades en la falsedad, de ánimos en lo indecente, y de espíritus en lo indigno. Así día a día la pobreza de las gentes y desigualdad entre iguales aumenta como la descomposición de un animal muerto.


Los oligarcas y sus alegres facciosos parrandean requetebién creando esos galimatías retorcidos que agravan la vida del pueblo llano. Entre carcajeos entre dientes silenciosos me aseguran que es el mejor régimen para salvaguardar sus riquezas y poder con certera seguridad. La muchedumbre pobre tiene tantos derechos de virutas como estrellas ven en el cielo, y así es feliz unos en la estrechez económica, otros en el mayor empobrecimiento y los demás en la pobreza efectiva.

El método de los oligarcas es eficaz y barato: Basta un grupo de titiriteros simpáticos siempre sonrientes y sin sonrojo satirizándose sin fin.


Para tu estudio envío hoy siete mulas cargadas con los pesados fardos de derechos de virutas. Aparte, sellado, remito un pliego de tres páginas analizando la acumulación de riqueza, empobrecimiento y carencias en vivienda, salarios, alimentación, educación, sanidad, jubilación, y otros padecimientos de la población. Las pobres mulas cuando lleguen estarán descoyuntadas por el peso de las virutas esas. Déjalas descansar, aliméntalas, y a las enfermas cúralas.


Aun no tienen designado al Máximo Magistrado. La última inteligente patochada es que el jefe de una facción propone el reparto del botín por turnos de dos años. Es lo que se conoce como “Pacto a la Israelita” al ser costumbre de ese pueblo. Hace unos años también convinieron ese método de reparto del Botín, mas en esa ocasión fue de espalda al pueblo. La masa no lo percibió.

Así, una facción disfrutó del botín exactamente dos años, y por el método teatral habitual, la otra facción otros dos años. Al pedazo de pieza teatral la llamaron “el no era un sí”. La diferencia es que hoy lo exhiben francamente.
Seguiré narrándote las proezas, contubernio de zambomba, de estas tierras.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,826SeguidoresSeguir
1,270SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos