17.7 C
Santa Comba
sábado, julio 20, 2024

El último arrebato de Beiras

Una vez más, quién sabe si la última, hemos presenciado en nuestro Parlamento un nuevo ataque de locura transitoria del decrépito político nacionalista que ha vuelto a utilizar la violencia verbal a la que tanto nos tiene acostumbrados, dedicándole a los diputados del grupo popular otra retahíla de insultos y reproches a los que tanto recurre el histriónico de Beiras en sus discursos furera de tono y llenos de grandes dosis de mala educación que nada aportan al debate político.

El veterano político nacionalista que viene mostrando de forma reiterada a toda la sociedad gallega sobradas muestras de su nulo talente democrático, vuelve a arremeter contra los diputados del Partido Popular y en particular contra su portavoz Miguel Tellado al que intentó amedrentar con actitud amenazadora. Tonto, mamón, gilipollas, puñetazos en la mesa del escaño……, fueron en su última intervención algunos de los argumentos que utilizó Beiras en su «discurso político», acompañada de una agresividad y teatralidad desmesurada. El señor Tellado, como hacen los buenos toreros, sacó su capote y con una verónica de izquierda a derecha, aguantó estoicamente el enviste del descontrolado diputado y portavoz de AGE. Estos han sido los últimos improperios a sumar a una larga lista de agravios e injurias dirigidas en ocasiones precedentes a la bancada popular tales como, narcopresidente, terroristas, nazis, fascistas, mamarracho, chusma, macarras….

.
Diputado, que con un coloquial, «che, che, che», del presidente de la Mesa del Parlamento, fue expulsado recibiendo en ese mismo instante el anuncio de su correspondiente sanción, a tenor de lo estipulado en el artículo 108 del reglamento de la Cámara, que lleva consigo una sanción económica y la suspensión durante quince días de sus derechos como parlamentario.

Este último espectáculo lamentable puede venir provocado por su impotencia y frustración política al llevar más de cuarenta años de carrera política caracterizada por sus continuos fracasos. De ser cabeza de cartel del PSG en las primeras elecciones democráticas en las que no consiguió ningún escaño, pasó a sumarse a la disciplina del BNG, siendo durante años la cara más visible de la formación nacionalista que antaño se caracterizaba por ser los del NON permanente. Formación que tuvo su techo parlamentario en el año 2001 con 17 escaños y que abandonó dejándola hecha unos zorros al verse relegado y perder ese protagonismo que tanto le gusta poseer y que se niega a perder. A día de hoy en la coalición AGE, un potaje de ideología soberanista y anticapitalista, también de capa caída con diputados que abandonan la formación y con estrategias políticas dispares. Y ahora en el ocaso de su carrera política juega con los proyectos populistas de las Mareas y sus amigos de Podemos, camino de convertirse en un nuevo fracaso personal, no sin ser traicionado por muchos de los que hasta ahora le seguían el baile.

Beiras es la imagen del eterno aspirante siempre derrotado y que no sabe retirarse, que en más de cuarenta años de carrera política desconoce lo que es gobernar y gestionar, que no ha llevado a la práctica ninguna de sus teorías utópicas y arcaicas, siendo incapaz de concentrar toda su impulsividad en un buen trabajo parlamentario que sume en aras del beneficio de Galicia. Su pobre contribución a la vida política en Galicia se resume en un elevado nivel de mala educación y un desprecio absoluto hacia las más mínimas reglas del juego democrático que tiene como principio esencial el respeto a la voluntad salida de las urnas, dedicándose a insultar de manera sistemática a todos aquellos con quienes políticamente no piensan como él. Ha hecho de su histrionismo, la mala educación y el insulto permanente, su método para hacer política.

El Parlamento de todos los gallegos no puede seguir siendo el escenario para que este beligerante político continúe dando rienda suelta a sus delirios, perturbando y alterando de forma reiterada el orden de las sesiones plenarias y alentando con su actitud a que otras personas sigan su mal ejemplo.

Estoy seguro que en el Hospital de Vigo, que tan nervioso pone al portavoz de AGE, hay una buena unidad de psiquiatría con grandes profesionales en la que podrá someterse a una necesaria terapia para disfrutar de un retiro político tranquilo al que le va llegando la hora.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,826SeguidoresSeguir
1,270SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos