3.7 C
Santa Comba
domingo, enero 29, 2023

“No me gustaba la Play Station y pasé la infancia con mis prismáticos en el monte”

Daniel Martínez Orozco tiene 18 años y es cetrero. Desde hace cinco años tiene a Thor, un águila de Harris que adora. Justo cuando acabo de conocer un estudio que indica que el 75% de los jóvenes de 7 a 17 años tiene un déficit de contacto con la naturaleza y el 25% de los niños apenas juegan al aire libre; lo de Dani me resulta más destacable.

Le llamé para charlar en Radio Xallas: ”Nunca me gustó andar con las maquinillas y la Play Station y le pedía a mis padres que me llevaran al monte. Pasé mi infancia con mis prismáticos en el monte viendo águilas y serpientes y ese tipo de cosas”.

Escucha la entrevista desde el minuto 70

Amor a primera vista

No tiene un padre ni un hermano cetrero. Empezó con palomas mensajeras hasta que recibió un arponazo (la palabra correcta sería flechazo pero me parece muy débil en esta ocasión).

“Un amigo tenía un águila en la terraza. Eso fue amor a primer vista. Le pedí que me dejara volarla. Ese verano ya conseguí a Thor”.

Tuvo también una hembra de Harris y un halcón peregrino, pero sus obligaciones académicas provocaron que se quedara solamente con Thor. “Me gusta que vuelen todos los días y que estén bien. Esto requiere mucho tiempo. Hay que entrenarlos y darle de comer sus codornices, palomas o pollos. No es como darles pienso”.

Aconseja a los jóvenes la cetrería:”Lo ideal es tener un maestro cetrero, informarse y hacer un buen plan antes de meterse”.Tuvo la suerte de conocer a Lucas que le abrió las puertas del conocimiento en este campo. Es una afición sacrificada pero compensa con las alegrías que te da”.

De todos modos aclara que “entrenar un águila y ver al final el resultado te anima a seguir”.

Y tiramos de recuerdos:”La primera vez que ves a un águila comer en tu guante te impresiona . Esta conexión con el ave está muy guay “dice este estudiante de veterinaria que lamenta que haya pocos cetreros de su edad.

Entre sus sueños está poder tener un “Gerifalte”(Falco rusticolus), el falcónido más grande del mundo. En Galicia esta especie lo tiene más complicado porque necesita grandes zonas de vuelo.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
Concello de Val do Dubra
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,798SeguidoresSeguir
525SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos