16.5 C
Santa Comba
domingo, septiembre 25, 2022

Purines en la administración

Manuel Fuentes Lamas-

Hay un clamor social a la hora de apoyar a las personas que deciden vivir y consecuentemente trabajar en el medio rural. Todo se vuelven halagos, elogios y parabienes a la hora de defenderlas dialécticamente (todo nuestro apoyo, estamos con vosotros, etc.), pero más allá de las palabras y las acciones testimoniales y por supuesto mediáticas, ¿hay hechos concretos?….

Pues sí, los hay, aunque parece ser que no van en esa dirección. En este artículo hablaré de uno, el tratamiento de los purines. Porque en VOX no estamos con la realidad, SOMOS LA REALIDAD.

Según determinados “expertos científicos” europeos, España superó el techo de emisiones de amoníaco que tiene asignado en el marco de la normativa comunitaria; y claro, la Comisión Europea alertó al gobierno de tan magno problema, porque no sólo está en juego la calidad del aire europeo, también los acuíferos subterráneos y el medio ambiente….digamos en general.

¿Y quién es el culpable de semejante desastre ecológico?, pues según nos dicen los “expertos” la ganadería (vacas, cerdos, pollos… todos colaboran), y aquí terminan los halagos, elogios y parabienes y comienza la cruda realidad del campo.

Resulta que algún “experto ambiental” se ha dado cuenta que los purines generados en un año por 10 cerdos de cebo sólo se pueden esparcir en una hectárea de terreno si queremos ser “respetuosos con el medio ambiente” y velar por la sostenibilidad de nuestras producciones. Como el lector se está imaginando, no hay granjas con 10 cerditos y además no hacen sus casitas de paja ni de madera, noooo, estamos en la realidad ¿recuerdan? Las granjas de cerdos tienen 2000 cerdos o más. Una simple multiplicación, nos indica que necesitamos 200 hectáreas para ser respetuosos con el medio ambiente.

Pero como somos personas muy responsables y queremos hacerlo todo bien, volvemos a preguntar a los “expertos medioambientales”, y nos comentan que hay que tener mucho cuidado con el fósforo porque es el elemento limitante. Aplicamos entonces el factor de corrección correspondiente y nos encontramos que por arte de magia necesitamos no 200 sino 303 hectáreas.

Ahora que hemos conseguido trabajar de una forma sostenible, nos damos cuenta de un “pequeño detalle”, la producción de nuestra maravillosa pradera natural ha disminuido un 70%, sobran comentarios…. 

Es fácil imaginarse que en Galicia disponemos de multitud de fincas de 300 hectáreas, y como hay tantas malo será que no encontremos un par de ellas justo al lado de nuestra explotación. Además al tener ese tamaño, el tractor y la magnífica cisterna en la que hemos invertido la pequeña cantidad de 20.000 euros para no esparcir el purín en abanico o plato, pueden moverse con suma soltura, maniobrando a la perfección. En este sentido hay que agradecerlo pues antes era muy complicado entrar en las pequeñas leiras, pero eso “afortunadamente” es
cosa del pasado.

Pero para llegar aquí, tenemos que superar un pequeño detalle sin importancia, podemos haber decidido comenzar con una explotación de 2.000 cerdos, lo que supone técnicamente “IMPACTO ORDINARIO”, o bien, con una de 2.500 cerdos y entonces entramos en la categoría
de “AUTORIZACION AMBIENTAL INTEGRADA”.

La diferencia básica entre una y otra es el tiempo. En el primer caso nuestra diligente administración puede demorar entre un año y año y medio en concedernos el ansiado permiso de inicio de actividad, en el segundo unos tres años. Como todos sabemos es imprescindible y fundamental por el bien de la comunidad que estos proyectos los supervisen:

-Servicio de agua correspondiente.

-Servicio de conservación de la naturaleza.

– Medio Rural

– Ayuntamiento

-Patrimonio, y en ocasiones hasta un total de 10 organismos diferentes.

Hay otro pequeño detalle a tener en cuenta, en el segundo caso deberemos hacer un seguimiento anual y llevar un registro actualizado de la trazabilidad de los purines, en el primer caso basta con hacerlo una vez… ustedes deciden.

Esto, que parece un cuento, no lo es. Es la cruda realidad que viven las personas que han decidido ganarse el pan trabajando en el campo, son las trabas burocráticas a las que tienen que enfrentarse, son los despropósitos que sufren a diario las personas que nos dan de comer.

Por eso desde VOX, luchamos y lucharemos para conseguir unas exigencias legislativas adaptadas a la realidad, que faciliten el trabajo y eliminen absurdas trabas burocráticas que lo único que consiguen es sembrar el desanimo en los trabajadores de nuestro querido medio rural. 

#Manuel Fuentes Lamas es veterinario y miembro del equipo de Vox en la Costa da Morte

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Concello de Val do Dubra
spot_img
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,791SeguidoresSeguir
470SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos