15.8 C
Santa Comba
jueves, junio 30, 2022

Sobre el esperadísimo debut discográfico de Runa Llena

Esperadísimo debut de los madrileños Runa Llena, la banda formada en el año 2020 por los ex-Mägo de Oz, Frank y Carlitos. Han corrido ríos de tinta por la red acerca de los motivos reales de la salida de la pareja de guitarristas de la que fuera su banda madre durante más de 25 años, que si falta de compromiso, que si problemas legales, que si motivos personales… Lo cierto es que tanto Frank como Carlitos dieron carpetazo a su pasado musical para empezar con ilusión y muchas ganas un nuevo y complicado reto artístico, Runa Llena.

Dos años hemos tenido que esperar para que su debut haya podido ver la luz de la mano de Maldito Records. Aon, salvo en momentos puntuales, supone un claro nuevo comienzo para los madrileños, un soplo de aire fresco dentro de su dilatada carrera, un nuevo salto artístico con bastante poca conexión, salvo en pasajes muy específicos, con su pasado discográfico.

Entrevista en Lobos de Metal

Aon es puro Heavy Metal, dos guitarras a pleno pulmón, una batería muy bien interpretada, un bajo denso y puntilloso, unos teclados de auténtico lujo y, sobre todo, un cantante de primerísimo nivel. Es cierto que sigue existiendo algún coqueteo con ese Folk Metal tan reconocible, y que deberían haber olvidado para siempre, pero por suerte estamos ante detalles mínimos, una especie de accidente artístico, lo dicho, un simple coqueteo, una equivocada decisión probablemente tomada por el devenir de las circunstancias.

Carlitos y Frank completaron la formación para este primer LP con otros viejos conocidos de la escena, en concreto con el gran Joaquín Arellano «El Niño» a la batería, todo un boina verde de la escena, un músico que ha trabajado con artistas como Cuatro Gatos, Muro, Ñu o Saratoga, con Edu Ortiz (Perfect Smile) a los teclados, excelentísimo, con Alex Tormentor al bajo y con el gran Nacho Ruíz (Perfect Smile, Santelmo, Arwen), sobresaliente, a los micros.

Aon es un disco largo, un total de casi 70 minutos de duración, algo excesivo en mi opinión (yo le hubiese recortado como mínimo un par de temas), eso sí, un disco muy compacto, muy sólido, bien interpretado y sobre todo con una identidad propia palpable y reconocible desde el primer minuto. Inicio épico con la intro «Aon Overture» y el tema «Keltoi», que aún con ciertas reminiscencias celtas, muy en onda Gary Moore, no se vincula directamente con las raíces musicales de su anterior banda, un corte de perfiles epopéyicos con una muy buena línea melódica y sobre todo con un interludio coral tremendamente efectivo.

«Lado Oscuro» es más clásico, puro Heavy Metal vieja escuela, con los teclados jugando un espacio protagonista, con unas dinámicas impecables. «Un Nuevo Comienzo» fue el primer tema que dieron a conocer allá en plena pandemia, en una línea similar, con las guitarras muy gruesas y efectivas, increíble lo que es capaz de hacer un productor, jamás las guitarras de Carlitos sonaron tan densas y coquetas cuando Cube Estudios era su centro de operaciones, una canción que vuelve a ser una declaración de principios, con una línea melódica impecable y con Nacho Ruíz excelente a los micros.

«Mi Universo» nos entrega a una banda más moderna, con ya muy poco que ver con el que fuera su pasado, con las guitarras excelentes y con un puñado de arreglos muy actuales a base de sintetizadores, otra vez un tema vencedor, sin discusión, en todas sus líneas melódicas. En mi opinión «Primera Llamada» y «Dagda, el Druida Irlandés», en este segundo caso en formato instrumental, constituyen la parte más débil del plástico, en este caso sí mucho más conectadas con todo el aire Folk de sus raíces, tanto en arreglos, ahora sí con violines, como en melodías y estructuras rítmicas.

«Inspiración» nos devuelve a los Runa Llena más Heavies, con la batería con muchísima pegada y las guitarras especialmente enfadadas, en este caso con otro estribillo triunfante y de rápida asimilación. «Mi Momento» vuelve a recordar en exceso sus tiempos de Mägo, tanto en sus arreglos, como en su dinámicas y en sus letras. El estribillo, eso sí, se pasea por un Power Metal robusto y eficaz, lo que sin duda le hace ganar enteros al tema.

«Nunca Apagarán Tu Luz» es una verdadera delicia, un corte comandado con una sección de licks inicial excelente, con Carlitos haciendo magia desde su Ibanez, tirando de recursos habituales en su estilo, tres notas por cuerda, bendings, arpegios en sweep picking… lo dicho, magia, sencillamente magia. Estamos ante un tema excelente, muy intenso, con una línea melódica central ejemplar y con una interpretación soberbia por parte de toda la banda. Estructura verso/puente/estribillo sencillamente perfecta.

«Tu Luz» se define como una especie de balada/medio tiempo muy eficiente y elegante. Tanto guitarras como teclados juegan un papel fundamental a la hora de crear ambientaciones, todo ello secundado por un violín ahora sí coherente y protagonista. Para enmarcar la interpretación vocal de Nacho, secundado en este caso por el gran Isra Ramos en un dueto que volverá a marcar época, rememorando aquel mítico «Tres Milagros» que grabaran para Black Jack de Amadeüs. Otro de los mejores cortes del plástico.

«Océanos de Soledad» recupera los aires celtas, en este caso más próximos al sonido Nightwish que al estilo Mägo, de nuevo mostrando un corte especialmente acertado, para finalizar con «Actos de Fe», uno de los cortes más densos y técnicos de todo el LP, en este caso jugando con la armónica menor y el frigio dominante, construyendo un tema de claras ascendencias clásicas, combinando con gusto y elegancia grandes cadencias melódicas con pasajes algo más intricados. Soberbio de nuevo Nacho a las voces y excelente Edu a los teclados, pieza fundamental en todo el sonido Runa Llena.

Para acabar, me gustaría dar mi enhorabuena nuevamente a New Life Studios por el gran trabajo de producción realizado. José Garrido y Dani Sabugal vuelven a demostrar que su sello técnico es sinónimo de calidad, probablemente lo más exigente del país en términos de producción musical. Bravo, bravo, bravo.

Lo dicho, debut musical muy esperado dado el caché artístico de quienes lo firman. Carlitos y Frank entregaron su vida a Mägo de Oz, por lo que es fácil entender lo complicado de la decisión que tomaron. El éxito no sé si les volverá a acompañar, pero a estas alturas probablemente sea lo de menos. Pueden estar muy orgullosos de lo que han hecho, han conseguido soltar lastres, refrescar ideas y volver a creer en la música facturada desde el corazón.

PD: Sólo por los «agradecimientos» finales de Carlitos y Frank ya vale la pena comprarse la edición original.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Concello de Val do Dubra
Concello de Val do Dubra
spot_img
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,775SeguidoresSeguir
459SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos