19.2 C
Santa Comba
miércoles, julio 6, 2022

Livløs:»And then there were none» (Napalm Records)

LIVLØS – AND THEN THERE WERE NONE (NAPALM RECORDS) – Crítica discográfica de La Vara de Moisés

Desde Dinamarca nos llega el segundo trabajo de Livløs, banda que desconocía hasta el momento y con la que definitivamente he tenido amor a primera vista.

Menuda joya acaban de editar este pasado mes de Octubre los daneses, un manual preciso de como facturar el Death Metal Melódico más elegante y más artístico de los últimos tiempos, una auténtica pieza de orfebrería, un álbum dotado de una personalidad abrumadora, prácticamente perfecto en todas sus rúbricas, desde un sonido devastador, con las guitarras desgarrando las entrañas, con una batería hiper técnica y con una voz principal salida del mismo infierno, hasta llegar a una calidad compositiva espeluznante, con un concepto artístico/musical sobresaliente.

And Then There Were None no es sólo una de las sorpresas del año si no también uno de los álbumes más asombrosos de la última década dentro del Metal Extremo. Los daneses manejan a su antojo las dinámicas musicales, coqueteando sin rubor y con naturalidad con las distintas variantes del estilo, pasando con garbo y finura de un Death Metal Melódico de escuela clásica a un Black Metal agresivo y punzante, a medio camino entre toda la corriente primordial noruega y su posterior evolución de matices técnicos.

Alucinante por ejemplo un corte como «Pallbearer», oscilante entre un inicio devastador, con el doble bombo aterrando desde la oscuridad, y un ejercicio de maestría técnica con un puñado de riffs propios de toda la corriente ProgPower europea. Sobresaliente la fuerza y la frescura del inicial, tema título, «And Then There Were None», repleto de matices cristalinos y desarrollos pegadizos que le entregan un punto de sofisticación muy atractivo, lo mismo que la brutal «Drenched In Turmoil», de nuevo con una batería aniquiladora y con unas guitarras hiper reconocibles, tirando de melodías y figuras solistas que dejan a la vista de forma intencionada sus exigentes influencias, con una parte final angustiosa y dramática que pone los pelos de punta. Atención a «Seize The Night», esplendorosa, descarnada a la vez que detallista y rigurosa, con una intención vocal que te derrite, un descenso sin retorno al infierno epopéyico de la portada, una auténtica obra maestra. Para el final se dejan «The Purest Black», la pureza del Metal Extremo, un corte con la densidad y la profundidad de un agujero negro, con las guitarras más gruesas de todo el álbum, un auténtico lodazal de desesperación, grumoso y cenagoso que te entierra hasta las rodillas.

Un verdadero pastel de chocolate, copioso y abundante, el fuego incandescente de la tentación sobre la Tierra. Un disco que marcará una época. Imprescindible.

PD: La portada y todo el artwork en la misma línea que toda su propuesta musical, sencillamente sobresaliente.

ESCUCHA EL PROGRAMA NÚMERO 9 DE LOBOS DE METAL

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Concello de Val do Dubra
Concello de Val do Dubra
spot_img
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,776SeguidoresSeguir
462SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos