20.1 C
Santa Comba
sábado, julio 2, 2022

Adamantia «Anhelos del Alma». Crítica discográfica

ADAMANTIA «ANHELOS DEL ALMA» (AUTOEDITADO) – por LA VARA DE MOISÉS

Ya tengo entre manos el último trabajo de los españoles Adamantia, editado en formato físico el pasado 20 de Septiembre de este mismo año, una apuesta firme y rotunda por hacerse definitivamente con un hueco en la escena del Heavy Metal en castellano.

Tras un paso fugaz de Carmen Xina (Oker) a los micros, el bueno de Fran Soler tuvo la fortuna de hacerse con los servicios del genial Diego Valdez para liderar toda la faceta vocal de la banda. El vocalista argentino es un auténtico fuera de serie, uno de los mejores cantantes de la escena sin ningún género de dudas, un vocalista con una clara ascendencia clásica y con una intachable trayectoria a sus espaldas, habiendo formado parte de proyectos tan importantes como Helker, Iron Mask o Dream Child entre otros.

Todo el trabajo artístico ha corrido una vez más a cargo de Fran Soler, encargado de toda la composición, así como artífice de todas las guitarras y orquestaciones del disco. Igualmente, Soler ha dirigido la producción desde sus propios Estudios, con mezcla y masterización también con su firma. El sonido es bueno, si bien, en mi opinión, la batería ha quedado algo baja en la mezcla, con poca pegada, absolutamente absorbida por la fuerza de las guitarras y sobre todo por la solidez de la voz de Diego.

Fran continúa ahondando en los mismos postulados musicales con los que había trabajado hasta la fecha, si bien es cierto que en este caso se aleja un poco de ese sonido Kamelot, por llamarlo de alguna manera, con el que había conectado en su anterior Pandora, todo ello en favor de una propuesta algo más variada, recuperando en la mayoría de sus temas esa vertiente más estrechamente vinculada con el Power Metal melódico, es cierto que con algunos matices más técnicos y cercanos al ProgMetal de bandas como Symphony X o Evergrey.

El inicio es excelente con un temazo como «El Cielo En El Infierno«, con un riff de clara ascendencia Michael Romeo y unos teclados muy pomposos que le entregan un punto extra de melosidad a la canción, todo ello rematado por un estribillo espectacular, donde Diego hace y deshace a su antojo a través de unas modulaciones impecables y de un control de la afinación desbordante. «Anhelos del Alma» mantiene el listón altísimo, un tema que ya me había encantado cuando lo escuché con Carmen Xina a los micros y que ahora, si cabe, todavía gana más enteros en la garganta de Diego.

Estamos ante un tema que conecta a la perfección con el anterior Pandora, de nuevo con unas dinámicas sobresalientes y otro estribillo de vértigo, en este caso con muchos aires Avalanch. «Nuestro Primer Día Aquí» es de mis favoritos, un tema con unas candencias tremendamente densas, con esas guitarras sincopadas marca de la casa, con una estructura pegajosa y una línea vocal para enmarcar, con un estribillo que es una auténtica maravilla, de esos que ponen la piel de gallina.

«Proscrito» se presenta en forma de Power Metal de la vieja escuela, con un lick de guitarra inicial con mucho gancho, unas estrofas muy melódicas, con las guitarras arpegiando los acordes y con un estribillo que explota a modo de himno, donde Diego vuelve a marcar la diferencia.

Con «El Árbol de la Muerte» serenan un poco los tempos construyendo una especie de medio tiempo muy técnico, con las guitarras muy finas y con el bueno de Valdéz coloreando una melodía una vez más muy atractiva, hiper pegadiza. «En Algún Lugar» inaugura la segunda parte de la obra manteniendo esos aires más melancólicos y esas rítmicas más apacibles, de nuevo otro medio tiempo/balada genialmente diseñado, en este caso más épico si cabe, con el piano marcando la tónica en las estrofas, orquestaciones por aquí, orquestaciones por allá, Diego enamorando desde el micro y con un trabajo especialmente brillante en todas las melodías.

«Ellos» nos devuelve la parte más Power del grupo, de nuevo estrechamente anclado en toda la tradición del estilo, con un riff de la vieja escuela y unas cadencias en las melodías que enganchan desde la primera escucha, otra vez con un estribillo hipnótico, abrumador, explosivo.

Encarando ya el final aparece «Aunque Arda el Mundo», otra de las mejores, de nuevo impactante desde su primer compás, con una melodía de guitarra sensacional, rítmicas aceleradas, estructuras precisas y otro estribillo marca de la casa, otra maravilla. Para la despedida se dejan «Cuantas Veces», balada acústica resultona, y «El Esclavo», probablemente el corte más rocoso de todo el álbum, menos directo y, ahora sí, mostrando su perfil más Progresivo.

Anhelos del alma es sin duda uno de los mejores discos hechos en castellano en los últimos años, un álbum impecable desde el punto de vista artístico/compositivo, con un tratamiento de la melodía y de los arreglos sencillamente sobresaliente. Mención aparte merece el gran Diego Valdez, con una interpretación para dejar boquiabierto a cualquiera, con muchísima fuerza en todas sus ejecuciones, cantando con un gusto y un cariño desbordantes, con muchísimo cuerpo en todas sus modulaciones y con un control hiper preciso de la afinación. Un disco que si hubiese contado con mayor presupuesto y, por tanto, con una producción más sofisticada, sin ninguna duda, estaríamos hablando de una de las piedras angulares del género.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Concello de Val do Dubra
Concello de Val do Dubra
spot_img
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,776SeguidoresSeguir
460SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos