2.9 C
Santa Comba
sábado, diciembre 3, 2022

Una foto del primer derbi gallego de 1924

El Celta de Vigo, fundado en 1923, presentó los actos de la celebración de su centenario. El 9 de noviembre de 1924 el estadio de Riazor viviría el primer derbi gallego, «o noso derbi», entre el Celta y el Deportivo de A Coruña. En un día lluvioso y competido el Deportivo venció por 3-0 en el Campeonato Regional de Galicia.

Las cantadas del portero Rubido, según las crónicas, «decantaron» el match. Leonardo anotó de penalti el primer gol en el minuto 55 para el Depor, mientras que Emilio Pereiro marcó el segundo y el tercero. En el partido de vuelta en el Campo de Coya, fue el Celta quien venció por 3-0, y se llevó la liga.

No quedan muchas instantáneas de tan histórico evento, solo se conocen dos fotografías y una forma parte de la amplia colección de retratos antiguos (1880-1960) del colectivo PX de Ponte do Porto. En ella se ve un tramo de la tribuna del viejo Riazor con un grupo de aficionados desplazados desde Ponte do Porto en un coche, al parecer del industrial Jaime Alfredo Noya.

Como recordaban dos vecinos en 1992, cuando la entidad empezó a recoger testimonios orales y materiales de aquel convulso siglo, antes de la televisión los aficionados de esta parte de la ría de Camariñas se decantaban por uno de los dos clubes gallegos. Luego el Real Madrid y el FC Barcelona acapararon los fans mayoritariamente, pero el Deportivo recupera fuerzas locales con el Superdepor de los seis títulos.

La ría de Camariñas contaba hasta los años sesenta con línea directa de cabotaje con Vigo por mar, en barcos como el Manuela, de ahí la existencia también de pasión celeste.

A la fonda de mis bisabuelos en Ponte do Porto, fundada en 1923 y en activo, llegaban los barriles de caña y vino desde Vigo por mar. La pasión por el futbol había crecido en Galicia tras los éxitos de la seleccion nacional en la Olimpiada se Amberes.


De hecho en 1925 un grupo de porteños, estudiantes en Santiago y obreros de los aserraderos locales, fundaron en 1925 en Ponte do Porto el CF Porteño y construyeron el campo de Carruselas en A Esquipa. Ya podían jugar contra el Cee, Muxía, Corcubión, Carballo.


El balón de duro cuero recosido rodaba por los barrizales de la costa. Pero Ricardo Lema o Ruso, hermano de mi abuela, prefería chutar las faltas sin la bota, para darle efecto.

Al lado de este recuerdo en un cuadro de la asociación se expone otra foto única de la tribuna de Riazor con los incondicionales aficionados porteños (de Ponte do Porto), que como consta en un apunte de la cara trasera del retrato reproduce «el encuentro con los uruguayos».

Se trata del partido entre el Deportivo y la selección de Uruguay, campeona olímpica y próxima vencedora del primer mundial de 1930. Vencieron los charrúas por un apretado 2-3. Marcaron por los uruguayos, que estaban de gira europea, Hector Scarone (2) y Petro Petrone.

Las canchas de Montevideo estaban plagadas de jugadores italianos, vascos y gallegos; emigrantes o hijos de la emigración. La lista de Uruguay en este encuentro era de campanillas, un dream team de la década: Nazali, Nasazzi, Uriarte, Andrade, Vidal, Ghierra, Urdinarán, Cea, Saldombide, Scarone, Petrone.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
Concello de Val do Dubra
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,790SeguidoresSeguir
507SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos