12.8 C
Santa Comba
lunes, marzo 20, 2023

Canaris, algo más que un espía en España

UN LIBRO DE DAVID CASADO

«Canaris. El espía y confidente de Franco: La legendaria historia del director de la Abwehr y su relación con España» (Pinolia, 2022) es un libro de David Casado Rabanal que indaga en la biografía de un personaje crucial en el espionaje en las dos grandes guerras del s. XX, el almirante alemán Canaris, centrándose sobre todo en su relación con España.

Con metódica pasión el escritor busca las luces y sombras de un as de espías, el almirante Canaris, ascendido a la cumbre del espionaje durante la Alemania nazi, responsable de la Abwehr, el servicio de inteligencia nazi. La recopilación de testimonios, reflexiones y comentarios de los testigos directos de aquellos años es una característica exaltada por la crítica además del encaje del personaje histórico dentro del contexto.

Scherl: Der südafrikanische Vertreidigungs- und Sicherheitsminister Pirow verliess gestern abend Berlin. UBz: ihn beim Abschreiten der Front der Ehrenkompanie der Luftwaffe vor dem Anhalter Bahnhof; rechts von ihm Admiral Canaris, der in Vertretung für Generaloberst Keitel erschienen war und links der Kommandant von Berlin Generalleutnant Seifert. Fot. Wag 27.11.1938

Estrecha relación con el régimen franquista

La estrecha relación que Canaris mantuvo con el régimen franquista es del máximo interés para nosotros, pero su vínculo con España es de mayor calado. Añado que el autor aporta datos y nombres, busca respuestas y no hace juegos de palabras que encubren o maquillan la verdad a conveniencia ideológica, creando más incertidumbres que certezas. Algunos de los temas tratados ya han sido objeto de reportajes de investigación propia en este medio, en lo que atañe a la intervención gallega y de gallegos en las dos guerras, lo que hace más apetecible esta obra.

En la primera parte el autor trata de la Gran Guerra: de la red de espías alemanes en España, la guerra submarina y la crisis económica y política en España y Alemania tras el cese de las armas (y del contrabando). Una segunda parte habla sobre los prolegómenos de la guerra civil y el apoyo alemán a Franco. Los contubernios entre aliados y nazis en la Segunda Guerra Mundial abarca la tercera parte del libro. Todas con la acción de Canaris y sus hombres como hilo conductor.

Wilhelm Franz Canaris

Wilhelm Franz Canaris ya había servido como joven alférez de la nueva Marina alemana en México y Chile, conociendo bien el idioma y los contactos comerciales y políticos en las dos orillas de la hispanidad. Convertido en el anglo chileno Reed Rosas es un destacado espía en Sudamérica y España durante la Gran Guerra.

Su primera misión en España lo trae como espía en 1916, con el nombre de Kika; aquí selecciona y entrena agentes en los puertos españoles para observar el tránsito de mercantes aliados, localizar sus apoyos, y dar cobertura a los submarinos alemanes. Se mete en la trama del poder financiero e industrial español (Echevarrieta, Juan March).

Con estos contactos se va haciendo con una pequeña flotilla de cabotaje con respaldo financiero alemán, construida en astilleros como Ferrol. El enlace entre la red de espías alemanes y la flota es la escritora coruñesa Pilar Millán-Astray, hermana del fundador de la Legión, agente de confianza del agregado naval alemán von Krohn.

Necesita estos barcos para dar apoyo a submarinos como los que entran en nuestras rías (Camariñas, Corcubión), ya que la mayoría de nuestros mercantes se dedican a vender materiales a los aliados. Agentes y colaboradores de Alemania, como de Inglaterra y Francia, los había en Malpica, Camariñas, Ponte do Porto, Corcubión, Fisterra.

Por supuesto, en Vigo, Ferrol y A Coruña. En una España dividida, muchos grandes empresarios y políticos comían del choio. Toda esta red alemana en España fue recuperada en la segunda guerra. En estas, Canaris ha ido ascendiendo, es el jefe de la Abwehr, pese a ser uno de los más destacados secretos conspiradores contra Hitler. Alemania e Italia apoyaron a Franco en la guerra civil y ahora son socios preferentes.

La Araña

Desde 1936 los servicios secretos franquistas trabajaron estrechamente con la Abwehr y la Gestapo, que adiestraron y modernizaron el servicio de inteligencia militar y policial español. La primera computadora española llegó con ellos para fichar a los desafectos del Régimen. Hombres como Paul Winzer y Josef Hans Lazard eran figuras claves de la Araña, esta red alemana en España en la que llegaron a trabajar 430 personas en el Grosse Plan (gran plan de propaganda), además de cientos de colaboradores y contratistas.

En 1939 Canaris creó una serie de puestos avanzados del Abwehr en distintos países, siendo el mayor el de España (KO-Spanien), al mando del capitán de fragata Gustav Leissner, en total colaboración con nuestro gobierno. El propio Canaris visitó España para comprobar su equipo.

En la división norte de la KO estaban las sedes de Vigo y A Coruña. En la ciudad herculina se estableció en julio de 1943 Walther Giese, con el objetivo de detectar la red de espionaje británica en el Cantábrico (con la detención de 30 espías españoles), y enviar agentes y transmisores de radio a Sudamérica, desde Vigo.

Scherl: Ungarns Wehrminister in Berlin Auf Einladung des Chefs des Oberkommandos der Wehrmacht, Generalfeldmarschall Keitel, traf heute der ungarische Honvedminister Vitez Bartha in Berlin ein. UBz: Exellenz Bartha im Gespräch mit Generalmajor von Glaise-Horstenau und Admiral Canaris, gelegentlich eines ihm zu Ehren im Hotel Adlon gegebenen Empfanges. Fot. 23.1.1941 868-41

Los puertos de observación en el Noroeste de España

Desde los primeros años de la guerra mundial, en la costa gallega los alemanes habían situado puntos de vigilancia estratégica para el control del tráfico de los buques aliados y bases para los submarinos en connivencia con la Armada española. En febrero de 1942 los servicios secretos británicos elaboraron un informe al Almirantazgo, «Los puertos de observación en el Noroeste de España», afirmando que los alemanes disponían de estaciones de seguimiento en cuatro puntos de la costa gallega: Estaca de Bares, el cabo Prior, Malpica y el cabo Ortegal.

Era responsable la KO de la estación Elektra-Sonne de Lugo, un sistema alemán de posicionamiento global basado en señales de radio para la aviación y la marina. El Buro Jung también pertenecía como éste a la Luftwaffe y se especializaba en la información meteorológica, estableciendo su base en Ribeira, con una estación en acuerdo con nuestro Ministerio del Aire.

Proporcionaba informes climáticos a diario y orientaba la navegación aérea de la aviación nacional y de los aparatos de reconocimiento y torpederos alemanes procedentes de Burdeos que operaban en todo el Cantábrico.

Aanaris y la Armada crearon el Ettapendienst, servicio de apoyo a la navegación de ultramar, una amplia red de suministros encargada de aprovisionar a submarinos y buques de guerra con naves nodrizas y bases secretas. El coordinador fue el agregado naval en Madrid, Kurt Meyer-Dohner, en estrecha relación con la Armada española.

El propio almirante jefe de la Armada, el almirante Moreno enviaba a Vigo con 24 horas de antelación la llegada de algún submarino o mercante alemanes a suministrarse. Son algunos de los interesantes asuntos remarcados en esta obra de divulgación histórica.

Pódeche interesar

DEIXAR UNHA RESPOSTA

Introduce o teu comentario.
Insira aquí o teu nome
Captcha verification failed!
A puntuación do usuario captcha fallou. póñase en contacto connosco!
Concello de Val do Dubra
spot_img
spot_img
spot_img

Síguenos

7,820FansGóstame
1,661SeguidoresSeguir
1,840SeguidoresSeguir
1,080SuscriptoresSuscríbete

Últimos artigos