6.3 C
Santa Comba
sábado, diciembre 3, 2022

Frida Kahlo y Alejandro Finisterre. Cartas de amor y desamor de una pata de palo

– Rafael Lema Mouzo –

ACCEDER A LOS EPISODIOS ANTERIORES

Cartas de amor de Frida Kahlo y Alejandro Finisterre

Frida Kahlo y Alejandro Finisterre. Cartas de amor al filo de la muerte

En la relación epistolar entre Frida y Alejandro Finisterre en 1953-54 varias cartas las escribió desde el Hospital Inglés de México donde en 1953 le cortaron la pierna, una circunstancia traumática al final de su vida. En una le expresa toda su pasión, todo lo mucho que le importa y cómo sufre su ausencia. Son líneas que muestran la calidad literaria de muchos de los escritos de la artista, una profunda sensualidad y ternura de golpe atravesada por la herida del desconsuelo, de la soledad de la amante no atendida (1): «Amado Alex: Hoy que sé que me dejas tengo en mi espalda una carga de siglos sobre las espaldas, una visión melancólica en mis pupilas y un dolor en mi cuerpo acosándome…y todo por hurgar en los misterios del amor y en el tiempo, paciente busqué desnuda y descalza pa´no ser vista, ni oída por los sótanos del corazón».

«En silencio te ame y te observe desnudo y en la maraña de la vida contemple tu historia y en ese intento se me rompieron las vértebras y las piernas, mi sonrisa también se quebró, no pude salir del sufrimiento» lamenta esta extraordinaria poeta doliente. «Aunque puedo decir que soy otra, distinta, se que ya no puedo reír, ya no puedo quitarme el miedo al amor, hoy camino la ruta del silencio, el dolor ya es tan mío como mi vida. Alex hoy en la tierra existe alquien que te ama, yo. Frida Kahlo» proclama con toda la resonancia de la despechada Frida. Es una carta preciosa, llena de dolor y amor, de humanidad desgarrada, que no fue respondida como ella quisiera y por ello en otras letras revienta de desamor.

El 10 de abril manda a Alejandro una carta «en este cabrón hospital» en donde se siente bien atendida por las «enfermeritas». Pero se muestra despechada, critica a Alejandro por su fría última carta que entiende como una despedida, una ruptura, por eso lo reprende por «Tu adiós cobarde dado en una simple carta donde entre otras chingadas me dices que nunca te olvide, que nunca te deje de querer». «Nunca pensé que tú pudieras destruir tan bellos anhelos» reclama la artista a su antiguo amante, pero reconoce que «Alex, yo te quiero» y «Te llevo muy dentro de mí y sé que tanto quererte es un pecado». «¿Cómo puedes vivir sin mí? pregunta Frida.

En otra de las misivas enviadas a su salida del hospital en estos duros días sigue quejándose por su pierna perdida por la gangrena; pero ahora se han templado sus pensamiento de desamor por una nueva carta de su amado atendiendo sus cuitas. Es la etapa de principios de 1954 cuando empieza a enviarle a Alex cosas personales, algunos cuadros. Celebra la amistad de Alejandro y la de Chavela Vargas (2). Deja entrever su relación amorosa con la cantante, y le regala un oleo con ella a su «Alejandro Fin de Tierra».

Dice que esta sin dinero y sin pierna (sin mosca y sin pata), pese a la tranquilidad de sus expresiones y a la claridad de la letra, suena a despedida, la de una mujer que se siente ya entregada a la katrina, y quiere ofrendar sus «retablos», pedazos de ella, a su amante. «Alex: Mi niño chulo espero que cuando tengas esta humilde cartita te encuentres en magníficas condiciones de vida, por acá sin «mosca» y sin «pata» y que se que muy pronto me va a llamar «patas de catré» te sigo enviando algunas cosas mías muy íntimas esperando que pa´cuando yo muera tú las sepas dar el uso que mejor convenga». Así le indica que «en esta ocasión te envío un óleo donde estoy con mi gran Chabela Vargas que que pa´la cantada es muy buena, pal´petate es mejor es como dice el dicho calor subido al pecho y bajado al corazón».

Insiste en su regalo y en la premonitoria secuencia de estar ante el último trago de su intensa vida: que «Mi niño este cuadrito pasa a ti en forma Total, pa´los usos que mejor te convengan y que después de que muera tu sabrás que hacer. Me despido dándote las gracias por todo lo que me has ayudado y el cariño y pasión que siempre me profesas ¡te amo! Intensamente. Frida Pata de Palo Kahlo». De esta etapa son otras cartas que aportan esa otra cara de Frida, la reflexiva, la que mira atrás en el abismo del recuerdo que va alejando en el foso del olvido los malos ratos e ilumina a los afectos, a Alex. Son los momentos de lucidez finales de una mujer que encara sus últimos meses de vida, que presiente el fatal desenlace y lo busca con varios episodios de suicidio. No quiere perder la amistad de su última amante.

CARTAS DE FRIDA (Trascribimos respetando el original)

1

Hospital Ingles, D.F., México/ 53

señor alejandro Finisterre.

Presente

amado alex: Hoy que se que me dejas tengo en mi espalda una carga de siglos sobre las espaldas, una visión melancólica en mis pupilas y un dolor en mi cuerpo acosandome

y todo por hurgar en los misterios del amor y en el tiempo, paciente busqué desnuda y descalza pa´no ser vista, ni oida por los sotanos del corazón.

En silencio te ame y te observe desnudo y en la maraña de la vida contemple tu historia y en ese intento se me rompieron las vértebras y las piernas, mi sonrisa tambien se quebró, no pude salir del sufrimiento.

Aunque puedo decir que soy otra, distinta, se que ya no puedo reir, ya no puedo quitarme el miedo al amor, hoy camino la ruta del silencio, el dolor ya es tan mío como mi vida.

Alex hoy en la tierra existe alquien que

te ama, yo

Frida Kahlo

2

Señor Alejandro «Fin de Tierra»

Presente

alex: Mi niño chulo espero que cuando tengas esta humilde cartita te encuentres en magníficas condiciones de vida, por aca sin «mosca» y sin «pata» y que se que muy pronto me va a llamar «patas de catré» te sigo enviando algunas cosas mías muy íntimas esperando que pa´cuando yo muera tú las sepas dar el uso que mejor convenga, en esta ocasión te envío un oléo donde estoy con mi gran «chabela vargas» que que pa´la cantada es muy buena, pal´petate es mejor es como dice el dicho «calor subido al pecho y bajado al corazón».

Mi niño este cuadrito pasa a ti en forma Total, pa´los usos que mejor te convengan y que despues de que muera tu sabrás que hacer. Me despido dandote las gracias por todo lo que me has ayudado y el cariño y pasión que siempre me profesas ¡te amo!

Intensamente

Frida «Pata de Palo» Kahlo

Retrato de Rosario Miñones

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
Concello de Val do Dubra
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,790SeguidoresSeguir
507SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos