19.7 C
Santa Comba
viernes, julio 1, 2022

San Bartolo de Arou. Arenas de leyenda

– Rafael Lema Mouzo-

Dediqué mi capítulo quinto de «Camiño dos Faros. Leyendas de la Costa da Morte» a la etapa de Arou a Camariñas. El 24 de agosto se celebra una de las romerías más populares de la zona, el San Bartolo de Arou. Es la única de la zona celebrada en un arenal, con una gran comida campestre. La tradición llevaba a los romeros a tomar sus aguas curativas, bendecidas por el patrón.

Ese día no se puede trabajar porque «o demo», un diablillo travieso, anda suelto por el mundo 24 horas y hace todo tipo de travesuras. Mi abuela me contaba como de niña, no pocas veces, a ella y sus compañeras o demo les «estragaba» o alghaso (algas) recogido durante la mañana; siendo su campo de acción principal la playa de O Curro o A Lagoa. Del mismo modo los vecinos explican que su san Bartolo fue castigado por Dios al destierro a este lejano rincón porque se rebeló cuando la Iglesia propuso «capar aos curas». Otra leyenda explica que a Arou traían a enterrar los cadáveres desde Buría (Camariñas), a tres leguas. Los porteadores descansaban en una piedra del camino viejo llamada «a pedra da folga». Otra narración apunta a las incursiones marinas que desde la era vikinga hasta el siglo XIX sufrían los habitantes de la costa, por lo que se conservan en los montes de Arou cabañas y grutas donde se ocultaban los naturales.

Salimos temprano de Arou y nos dirigimos por la ensenada de Xan Ferreiro al mirador de Lobeiras y a la playa de Lobeiras. Una fantástica isla poblada por cientos de aves marinas guarda memoria de viejos pastores que llevaban en barca sus rebaños, cuando estos montes comunales ahora cubiertos de pinos servían de pasto a una amplia cabaña ganadera. Era un camino de malandros y de mal agüero el que va a Lobeiras y sube o costea a Santa Mariña, antes de construir la nueva pista. En parte por la presencia de un ser temible, el más peligroso de todos los trasnos, el xan. Se acostumbró a asaltar caminantes, robarles, golpearlos y arrastrarlos por las zarzas. Tiene atado a algún incauto toda una noche a un pino. Es el señor de Xan Ferreiro. Pero también en la Cova de Xan de Lema, en Dor.

En «a laxe dos rapaces» naufragó una chata cuyo patrón y sus dos hijos murieron al intentar salvarse. Es un lugar en cierto modo maldito, en donde a veces se escuchan los gemidos de los dos niños náufragos. Asimismo en el arenal de Lobeiras apareció el cadáver de un marino extranjero, al que le habían cortado los dedos para robarle los anillos. Son muchos los barcos hundidos en este tramo y las almas en pena de marinos desgraciados que en ciertas noches deambulan por el largo arenal. Algunos de estos naufragios se atribuyen a las luces espectrales de la más fatídica de las apariciones, aquí llamada A Ronda.

La Santa Compaña. ¡Cuánto nos hemos asustado de niños con este nombre extraordinario! Su camino, el rosario de apariciones que acreditan nuestros mayores, va desde Arou a Buría (Camariñas) por la vieja «brea» litoral. O hasta A Portela (Camelle) y A Grixa (Ponte do Porto), por la calzada que comunicaba estos parajes con el resto del reino. De cementerio a cementerio, pues como en algunas partes de Alemania o Inglaterra, en el país de Nemancos los camposantos seguían una alineación mágica, un «camiño procesional», un «leis» milenario. Para diferenciar los vivos de las almas en pena, bien solitarias o en procesiones, se debe mirar si tienen pies.

Dicen que Lobeiras debe su nombre a la presencia de lobos de mar (focas) tomando el sol (sonllando) en el arenal y la isla. Desde allí, por un sendero entre «toxos», recorremos los coídos de cantos rodados en medio de un paisaje único, hasta llegar al pequeño puerto de Santa Mariña, que cruzaremos para ascender por el penal de Veo, en las estribaciones de la duna de monte Branco.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Concello de Val do Dubra
Concello de Val do Dubra
spot_img
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,776SeguidoresSeguir
459SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos