11.5 C
Santa Comba
lunes, diciembre 5, 2022

El ciclón “Elsa” volvió a traer a Cee imágenes propias de las inundaciones del 2006

//Manuel Sambade//

Arquetas desbordadas, garajes rezumando agua y dueños de tiendas luchando con escobas y fregonas contra el torrente de agua que hoy avanzó por la Avenida Fernando Blanco sobre las 13:30 horas y que, durante más de media hora, amenazó con volver a anegar varios establecimientos de la comercial arteria ceense y provocó el corte de la rotonda sita frente a la Piscina Municipal de Cee.

La borrasca “Elsa”, con sus lluvias y vientos de 130 kilómetros hora azota hoy inmisericorde a la Costa da Morte y, en una estampa que se está volviendo harto habitual cuando de fuertes lluvias se habla, la Avenida Fernando Blanco de Cee -desde la emblemática y señera droguería Couto hasta Florentino-, se ha tornado en todo un tramo de tiendas que viven bajo la angustia de la reiterada imagen de unas arquetas que hoy, literalmente, se abrieron como la concha de un bivalvo, expulsando una mezcla de fecales y pluviales y dejando impactantes imágenes en Cee.

Previsible, dados los antecedentes 

Lo acontecido, pese a su gravedad y espectacularidad, era previsible en una localidad donde  la amplia y profunda borrasca,  sita en el Atlántico norte, ha descargado hoy su furia sin con todo un temporal de lluvia y viento para el que Cee, pese a haber aprendido una dura lección en el año 2006, semeja no estar preparado para estas inclemencias meteorológicas a tenor de los constantes desbordamientos de un sistema de canalización de aguas que no alcanza a drenar y canalizar picos de agua como los de hoy. 

Viento y lluvia, peligro en Cee

Lo peor, centrados en el caso de Cee, es que se vuelva a repetir la tormenta perfecta del 2006, cuando se combinaron fuertes vientos, grandes trombas de agua y la marea alta. Cee, en aquella ocasión, se tornó una nueva Venecia y los coches surcaron las aguas en vez de recorrer sus calles. 

Aquello, junto con la ola de incendios que azotaron la zona en aquel infame “annus horribilis”, son dos heridas grabadas a fuego en el imaginario colectivo de unos vecinos que Cee, que vieron convertidas sus calles en un lodazal que se llevó por delante coches, negocios, viviendas, y todo aquello que encontró a su paso. 

Las inundaciones no sólo se llevaron por delante propiedades, sino también gobiernos, como el que entonces encabezaba con mayoría absoluta el alcalde popular Antonio Domínguez, a quien sucedió en el cargo Ramón Vigo, de IXCee, quien acometió un ambicioso plan de inversiones para evitar que Cee se tornase, nuevamente, en una parque acuático y, para ello, junto con su socio de gobierno socialista, Amancia Trillo, invirtieron millones en la localidad para evitar que los ríos que Cee Ferrol y Laxe (además de los de Toba, Globa y Brens), volviesen a inundar el pueblo. 

Todo un pionero ejercicio de ingeniería que contó con un montante superior a los 4,5 millones de euros aportados por el Ministerio de Medio Ambiente y por  Augas de Galicia.  

Trece años de distancia, pero idénticas problemáticas 

Eso fue en 2006, y, hasta finales del 2009, Cee no se recuperó de los efectos de aquellas inundaciones. Ahora, ya con otro gobierno, el de la socialista Margarita Lamela, la climatología semeja tozuda en repetir vivencias del pasado como si de un recurrente “Déjà Vu” meteorológico se tratase.

En esta ocasión, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), los fuertes vientos volverán a ser protagonistas de esta jornada de hoy (y de las dos que vienen) con fuertes rachas de  componentes sur y oeste, que podrían superar los 120 kilómetros por hora, circunstancia que ha tornado la mar en un auténtico parque acuático de olas embravecidas y vientos demenciales que, más allá de las espectaculares imágenes que la jornada deja, ha tornado la pesca en todo un ejercicio de valentía o de bendita locura.

Protección Civil, extremar las precauciones en la carretera

Desde Protección Civil se anima a todos aquellos que tengan que desplazarse por carretera a que se haga con velocidad reducida y se evite estacionar a la vera de río, barrancos y torrentes, además de extremar las precauciones caso de circular por carreteras secundarias extremar las precauciones o directamente evitar atravesar vados de cursos de agua.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
Concello de Val do Dubra
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,790SeguidoresSeguir
509SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos