9.2 C
Santa Comba
sábado, noviembre 26, 2022

Los vehículos de la Costa da Morte acusan el impacto de la crisis económica

//Manuel Sambade//

La media de edad de los automóviles examinados por la ITV móvil desplazada a Cee se sitúa entre los 15 y los 18 años de antigüedad. A favor de los coches antiguos podemos decir que éstos se fabricaban con una alta calidad, pero en seguridad están a años luz por detrás.

Los efectos de la crisis que la comarca, España y el mundo entero aún están notando y las nada halagüeñas perspectivas de futuro tanto para la economía global como para la comarcal (Ferroatlántica sigue siendo la “espada de Damocles” de la economía comarcal) semejan estar detrás de la poca predisposición de las familias de la zona a rascarse el bolsillo para cambiar de vehículo.

Apretarse el cinturón (el económico)

Las cifras cantan por sí mismas: la edad media de los coches que estos días han acudido a pasar la preceptiva revisión de la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) en Cee roza la mayoría de edad de un adulto y otra gran parte se engloban dentro de la adolecencia humana.

Los datos son esclarecedores y relevantes de una situación económica débil que, por mucho que en estas próximas semanas prelectorales los políticos se empeñen en maquillar en su favor, deja en evidencia que los bolsillos de los vecinos de la Costa da Morte no están para despilfarros y que, puestos a elegir, más vale pagar las facturas del día a día que cambiar de vehículo motorizado. 

Ruedas, luces y frenos, principales problemas

A la hora de cuantificar los motivos de rechazo de una primera inspección, los técnicos de la ITV preguntados al respecto han señalado a problemas con las luces: incorrecto alineado, bombillas fundidas o ausentes; desgaste de neumáticos o presión no compatible con la norma y problemas con aceite y otros líquidos como los principales motivos de tener que volver al taller para solucionar esas taras antes de recibir el preceptivo visto bueno en una segunda vuelta.

De dicha realidad dan fe talleres como el de “Español Neumáticos” de Cee, que corroboran que estos son los principales factores que hacen que los conductores deban pasar por sus manos cuando son rechazados en la primera vuelta de la ITV. Por tantos por ciento los problemas de neumáticos rondan el 34%, el alumbrado el 31%, gases el 10% y los frenos el 9%, entre los principales problemas que presentan los vehículos en la ITV.

Más años, más consumo y más riesgo

Además del mal estado de las finanzas, la avanzada edad del parque automovilístico de la comarca conlleva también otros problemas: más contaminación, mayor consumo de combustible y, por añadido, mayores opciones de averías y accidentes al conducir unos vehículos que, según el Real Automóvil Club de España (RACE), tiene una vida útil entre los 150.000 y los 250.000 kilómetros dependiendo del uso y del mantenimiento.

En lo concerniente partes fijas, como guarnecidos o piezas de plásticos, la duración media aproximada es de 10 años, cifra semejante a la de la duración de la carrocería, mientras que la instalación eléctrica –no los componentes eléctricos- tienen una durabilidad ilimitada.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
Concello de Val do Dubra
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,792SeguidoresSeguir
505SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos