17.2 C
Santa Comba
lunes, julio 15, 2024

Los cerezos de la Ruta dos Muíños de Ponte do Porto en su esplendor

Rafael Lema//

La ruta de los molinos de Ponte do Porto desde hace varios años tiene entre sus atractivos la huerta de cerezos de Antonio Eiroa en As Barrosas, sobre todo en esta época cuando muestran sus efímeras flores, llenado abundantemente sus copas. Este abril se pueden ver en pleno esplendor y por ello desde hace una semana son objeto de numerosas visitas de curiosos, que en algunas jornadas tienen dificultades para subir en grupo por el angosto camino de espectaculares vistas que rodea el muro. Eiroa tiene 25 cerezos, pero además cultiva otra docena para regalar a sus vecinos cada año e ir extendiendo este bello y simbólico árbol. En la huerta contigua están los dos cerezos casi centenarios que sirvieron de madre a buena parte de su bosque, aunque otros han llegado desde Oleiros o incluso unos desde Cuba.

Todos son de Prunus avium y Prunus cerasus, los géneros que dan fruta, las dulces cerezas que además de los cestos del experto injertador tienen otros aficionados, como las velutinas o los mirlos. Un centenar de ejemplares forman parte ya del bosque de cerezos de Ponte do Porto, la mayor parte salidos del reparto anual del jardín de cultivo de Eiroa, que le gustaría que más vecinos cultivasen árboles frutales de todas las variedades, como tiene el, aunque desde su jubilación le dedica especial atención a su curioso bosque de cerezos, único en la zona, y a sus vides.

Allí nos muestra varios cerezos jóvenes que irán a Braño y Cereixo el año que viene, y uno que no acaba de arrancar. Así que no hay que ir al valle del Jerte o al Japón para admirar el manto nevado de las flores del cerezo que tantos artistas ha inspirado, pues al lado del camino real que unía Camariñas con Santiago, en la Ruta dos Muiños, está el empinando prado de Eiroa.

La sakura o cerezo en flor japonés es uno de los símbolos más conocidos de la cultura japonesa, pero allí buena parte de los árboles no dan fruta y se plantan en jardines para decorar. Al igual que aquí, florecen en primavera y pocos días, por lo que dan lugar a fiestas y rituales en abril. Las sakura son un elemento simbólico común en la cultura popular de Japón, donde tienen múltiples significados relacionados.

La imagen de los pétalos de estas flores caídos en masa al principio de la primavera, especialmente en abril, simboliza la belleza de la naturaleza y el valor de la fugacidad de la existencia. Es la flor de la poseía, del canto a los días; también del guerrero, por su corta pero esplendorosa vida.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,826SeguidoresSeguir
1,270SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos