5 C
Santa Comba
miércoles, febrero 8, 2023

Soldados de la Costa da Morte protagonistas de la Segunda Guerra Mundial

80 ANIVERSARIO DE LA GUERRA MUNDIAL. Rafael Lema. Foto portada Tito Mosteyrín y Ángel Teijeira.

Este año en toda Europa se recordará con distintos actos el inicio de la Segunda Guerra Mundial, en 1939, una contienda en la que pese a la neutralidad de España hubo muchos gallegos implicados, también de nuestra comarca, hace ahora 80 años.

El grueso de la participación bélica española tiene un nombre, la división española de voluntarios DEV 250 o División Azul, ya que 48.000 soldados sirvieron en ella en el frente ruso integrados en el ejército alemán, y cerca de 5.000 eran gallegos. Además, algunos vecinos nuestros estuvieron en la resistencia francesa o con los aliados. Las aguas y los cielos gallegos asimismo no fueron ajenos a combates navales o aéreos.

Nuestros puertos suministraron efectos a los submarinos alemanes, mandaron minerales y acogieron a espías de los dos bandos. La Batalla del Atlántico tuvo en Galicia protagonismo: 41 submarinos alemanes e italianos yacen en nuestras aguas, diez aviones fueron derribados encima de nuestras aldeas, 75 barcos mercantes se perdieron en esta costa en la guerra submarina.

Muchos soldados de la zona cobraron relieve en el frente ruso con la División Azul, soldados llamados guripas o karobos. También debemos citar la labor en la resistencia francesa del condecorado héroe Paco Ponzán Vidal, un aragonés que había sido maestro en Camelle y dirigente anarquista del SOV de Ponte do Porto en 1936. En Rusia sirvieron muchos soldados de la zona, obteniendo numerosas medallas. Todos los citados fueron voluntarios en los banderines falangistas, luciendo camisa azul y boina roja, con la ilusión de acabar con el comunismo y abrir las iglesias al culto, en una España militarizada y volcada de inicio con Alemania. No hay un solo caso en los analizados de soldado forzoso o en otras circunstancias (presos, por hambre), algo que es preciso aclarar en honor a la verdad histórica.

Destacan artilleros como Augusto Mosteyrín Pequeño de Corcubión o José Méndez Lema de Carantoña-Vimianzo, dentro del heroico III Grupo de Artillería 250, luchando en el Voljov, Possad, Illmen, y en el sitio de Leningrado. Mosteyrín dejó un diario, el único de un soldado gallego publicado. Méndez obtuvo cinco medallas en la cruenta batalla de Krasny Bor, donde fue mortalmente herido. En la fiel infantería lucharon Andrés Marcote Fernández (Ponte do Porto), Constante Pazos de Vimianzo, Pedro Barrientos de Muxía o su amigo el legionario Antonio Sanjurjo de Arteixo; y José María Pombo Fernández de Sofán.

Con Tito Mosteyrín estuvo su vecino Ángel Teijeira; y otros guripas de la zona: Lamela, Canosa, Ramos, los Castro Rial, Méndez, el teniente Medrano, Freire López, Nieto Rioboo, Pardiñas García, Juan Monroy, Juan Busto, Arturo Moure. A José Méndez le tocará defender en la batalla durante tres terribles días el subsector del río Ishora, encuadrado en la 1ª batería del III Art. 250 al mando del capitán José Álvarez Lasarte. La batería que no callaron los rusos, con medio centenar de resistentes entre ruinas, sangre y nieve. Hasta el día 12 siguen en faena. Méndez es uno de los pocos salvados, herido en una pierna y en el costado el día 10, luchando hasta ser trasladado al cercano pueblo de Ladoga el día 12, luego a Sluzk, tardará dos meses en recuperarse.

Juan Manuel Castro Rial, al servicio de Múñoz Grandes

Juan Manuel Castro Rial Canosa de Cee estuvo al servicio del general Muñoz Grandes como intérprete en el cuartel general de Novgorod. trabajó con J.J. Monteys y Erich Rose. Llegó a visitar a Hitler en la guarida del lobo, con su general. Su hermano Buenaventura sirvió también en la Blaue en administración, es uno de los cuarto catedráticos de derecho mercantil que dio la comarca, será el primer director general del Instituto Nacional de Previsión en febrero de 1943, mano derecha del ministro de Trabajo José A. Girón de Velasco. Juan Manuel Castro Rial, Catedrático de Derecho internacional, desarrolló una larga y relevante carrera diplomática (1946-85), nació el 9 de febrero de 1915 en Cee, falleció el 7 de noviembre de 2005 en Madrid. Hijo de Perfecto Castro Canosa (de Brens) y Manuela Rial Mouzo, natural de Carantoña. Durante la guerra civil fue teniente de infantería en las brigadas de Navarra.

En junio de 1940 se encontraba pensionado en Alemania por el Ministerio de Relaciones Exteriores. Pidió la depuración para participar en las oposiciones a cátedra en 1940. Estuvo en Rusia con la Blaue en el estado mayor. Ingresó en la carrera diplomática el 1 de junio de 1946. Participó en Naciones Unidas, en codificación. Fue embajador en Dinamarca (mayo1974-mayo 1976) y en Austria (octubre 1976-abril 1981). Se jubiló el 1 de enero de 1985. Muchos vecinos de la zona fueron activos miembros de la hermandad provincial de la División Azul.

El capitán Antonio de Andrés y Andrés fue el primer presidente de la hermandad coruñesa Spanky Jarasho (1959-1964), seguido por Jesús Pastur (1965). Está en activo ya que en 2014 fue refundada, con el guerrillero nieto de un guripa Esteban Tedín Méndez, de Braño-Vimianzo, como primer presidente de esta segunda etapa. En mayo de este año será relevado por el coronel Fernández Navarro, hijo de un divisionario.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
Deportes Deputación da Coruña
Concello de Val do Dubra
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,805SeguidoresSeguir
1,020SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos