5158 fans     1468 seguidores     43 seguidores - Club Adiante - Dirixe: Xosé Manuel Lema [Contacto]

Man descansa en el centro de su círculo

Man descansa en el centro de su círculo

Costa da Morte | Publicada: 26/01/2018

Aumentar texto Disminuir texto Reiniciar texto
0
3
0

Email Google+ Pinterest WhatsApp Menéame Chuza! Cabozo

Tempo de lectura: 21 minutos e 1 segundo.

Rafael Lema// Man descansa en el centro de su círculo.

Este sábado el Concello de Camariñas y el Museo Man de Camelle anuncian su intención de "pechar un ciclo, o da recuperación do legado de Man, O Alemán de Camelle, cun acto simbólico: as súas cinzas serán trasladadas a súa Casa Museo, recentemente rehabilitada". El acto de homenaje se celebrará a partir de las 12:00h. con motivo del aniversario del nacimiento de Manfred Gnädinger, nacido en la población alemana de Radolfzel am Bodensee el 27 de enero de 1936 y fallecido en Camelle el 28 de diciembre de 2002.

En el acto de recuerdo participarán amigos de Man como Concepción e Inmaculada Regueira, José Mouzo, o el sobrino del artista Clemens Gnadinger. Estarán presentes los arquitectos responsables de la restauración de su caseta, Juan Creus y Covadonga Carrasco, los autores del documental "Man home sen paz" David Formoso y Simón Vázquez, la impulsora de la Fundación Man Mercedes Martín. El alcalde local Manuel Valeriano Alonso de León cerrará el acto, con colofón musical a cargo del coro municipal de mujeres de Camariñas. Posteriormente en un ambiente de intimidad se colocarán las cenizas del artista en la que fue su casa, ya restaurada para tan fin.

En su testamento, realizado en 1972 en la notaría de Vimianzo, Man deja su casa y sus bienes al Estado Español, pidiendo al Ministerio de Educación y Ciencia que salvaguarde su obra. Por otra parte el artista pedía que sus restos fuesen enterrados en su casa museo o arrojados al mar. El edil de Camelle Juan Carlos Canosa está feliz porque ahora se cumple su deseo.

Manfred nació y pasó su infancia en Alemania, en una familia acomodada de siete hermanos, una saga de terratenientes en la católica zona sur de la Selva Negra frontera con Suiza. Su hermano Roland contaba en su última estancia en casa de mis tíos, los Mouzo-Regueira, que entonces su pueblo tenía 1.800 vecinos, y recuerda cuando su hermano le pidió que lo llevara a la carretera nacional para hacer autostop y correr el mundo. Roland explicó que con su hermano se carteaba con frecuencia pero  "nos prohibió visitarle, ni a sus parientes ni a nadie de su entorno, y amenazó con quitarse la vida o hacer algo terrible si lo veníamos a ver". Man era miembro de la familia más rica de la comarca, en una época de penuria para la sociedad alemana tras la guerra, y un niño tímido y solitario que no participaba en los juegos con los demás ni en actividades fuera de la escuela.

Así lo recuerdan su hermano y sus compañeros de clase en la etapa de 1942 a 1950. Además era tartamudo, y un profesor filonazi que le tenía tirria por ser rico, lo insultaba siempre por esta condición, sin embargo su hermano dice que en su casa y con la familia nunca fue tartamudo. Waltraut, la mujer de Roland lo recuerda como un joven que paseaba jugando con un cántaro de leche al  que que volteaba sin cesar mientras las niñas jugaban, por eso le tenían cierto miedo y le llamaban "el loco".

El día que Waltraut acudió a la casa grande de los Gnadinger para ver al que sería su esposo y vio a Man recibió una gran sorpresa, exclamando "el loco es el hermano de mi novio Roland". El episodio que más le marcó fue la muerte de su madre, Bertha, en 1951. El padre se volvió a casar y su madrastra lo maltrataba. La situación económica de la familia empeoró, tuvieron que vender tierras y un extenso bosque, por lo que se marchó a trabajar a una famosa chocolatería suiza cerca de Friburgo en donde se convirtió en un destacado repostero de la casa Keller entre 1959 y 1961. En las fotos de las famosas tartas de la Selva Negra de esta casa se aprecian torres como las columnas de cantos rodados de futura la obra de Man en Camelle. Moldeaba torres de "bolos" como si fuera pan. Allí la hija del dueño se enamoró de el pero el le contó a su hermano que  "me quiere cazar, pero yo quiero estar sólo".

El hermano le insistió, "es un buen partido, serás el jefe de la pastelería, aprovecha, pero él se negó, no quería tener relaciones tan pronto". Desde esa época empezó a dibujar, a pintar cuadros, y a escribir aforismos y poemas, pero su hermano dice que su vocación fue autodidacta, nunca acudió a una escuela de arte o de dibujo. Hace un corto viaje a Italia para ver arte, y a su regreso opta por marchar del país. En ese tiempo dibuja torsos, rostros, y escribe pequeños aforismos de cuatro o cinco líneas, con influencias bíblicas y de poetas alemanes, sobre el amor, la muerte, la creación. En uno dice "pintar cuadros, escribir, antes de hacer milagros el discípulo ha de retirarse". Estas ideas en breves trazos seguirán acompañándolo hasta sus días finales.

En la convulsa sociedad del inicio de los años sesenta se llena de ideas pacifistas, de amor al medio ambiente y a la vida en comunión con el arte y la naturaleza. Parece que participa en un altercado público en alguna de las manifestaciones por los derechos humanos de la época, lo cierto es que un día se marcha del país para no volver más, porque quiere vivir su experiencia hippie, de trotamundos, sin olvidar sus profundas creencias cristianas. Man embarca en 1961 en varios mercantes en donde sobre todo ejerce de su oficio, repostero. Y en barco entra en España, por Mallorca. A Galicia al parecer llega por Ferrol, junto a otros tres alemanes que también desean quedar en tierra en busca de un lugar fuera del mundo. Sus ansias de búsqueda de vida en plena naturaleza lo traen a la zona más alejada de la provincia, y así conoce traba de laxe en junio de 1962.

Es el año del importante Concilio Vaticano II, algo que no puede pasar desapercibido para un ferviente católico. La naturaleza agreste y la proximidad del mar sin duda fueron motivos que propiciaron esta primera elección, pero la relación con la gente era arisca, no sabía español, en aquel pueblo de labradores le miraban con extrañeza. En Traba le informaron que en la vecina Camelle vivía una alemana, y con un grupo de romeros que iban a las misas del Espíritu Santo de la localidad un 15 de junio llegó al pueblo que marcaría su vida.

Allí conoció a Eugenia Heim, una alsaciana, casada con el señor Baña, un empresario de Camelle al que había conocido en Buenos Aires. La señora Heim fue como una madre para este joven educado, esbelto y bien vestido, muy religioso, asiduo a la misa dominical del párroco Silvino del Río. Con ella podía conversar todas las tardes en alemán, charlas que no trascendían al resto de la familia. Manfred llegó a aquella casa con libros y trajes, con el dinero ahorrado de su temporada de marino. La anfitriona le permitió vivir en una casa contigua; se hizo amigo sobre todo de uno de sus hijos, Pepe Baña, profesor y casado. La muerte de su amiga fue un gran palo para Manfred, que siguió teniendo el apoyo de su hijo. Durante una década vivió cobijado por los Baña Heim.

Manfred ya empieza a interesarse por el dibujo y por la fotografía, también por los animales. Lleva culebras y ranas a uno de los cuartos de la casa, lo que le traerá problemas de convivencia. Se enamoró de una maestra de Porto do Son, amiga de Pepe Baña, a la que daba clases de alemán, un amor no correspondido, porque ella estaba comprometida. Ante la insistencia del alemán tuvo que mediar Pepe Baña y amenazarle para que no la molestara, pero entre el alemán y la profesora siguió habiendo una correspondencia epistolar por un tiempo, cuando ella marchó. Fue la única relación que se le conoce. El episodio más tormentoso llegaría cuando se casa una de las hijas de Pepe, Marisol, y su amigo le pide que abandone la casa donde vive. No lo hizo por las buenas porque creía que se la había dado la señora Heim, y la Guardia Civil tuvo que echarlo.

En estas fechas, sobre 1972, lo investiga la DGS, un jefe de policía de A Coruña escribe a José Luis Santa Cruz, desguazador de barcos en este puerto, para que le aporte información sobre ese alemán al que suponen un nazi escapado, otros hablan de un judío. Santa Cruz da un informe favorable, dice que se trata de un buen hombre, solitario, inofensivo, de buena conducta. Manfred decide comprar un terreno enfrentado al mar, en la ribeira de Camelle, en donde unos vecinos le ayudan a levantar su caseta, entre ellos Antonio Pose.

En aquel año de su nueva vida, enemistado para siempre con los Baña, se transforma, deja la iglesia, sus trajes. Mis tíos Inmaculada Regueira y José Mouzo, emigrantes en Alemania con los que mantendrá trato hasta su muerte, se alarman cuando a su regreso de vacaciones lo ven desnudo en su caseta, con un taparrabos, levantando muros, columnas de bolos, ramas, cristales, quebrazos. Les habían comentado: "o voso amigo alemán toleou, anda espido".  Él les dice que ahora se llama Man y que "desde ahora viviré como Robinson".

A nivel popular la rotura con la maestra quedará como causa de este cambio. Nace el artista que todos conocemos, Man, un ente único con su obra. Creó una casa rodeada de un mundo especial, en el centro del circo conformado por el horizonte marino y los montes en donde pinta a modo de faros o marcos otros círculos. Ya solo cree en su obra, porque hay "tantas religiones como almas", "lo que yo haga es mi religión, mis obras". Leía, escribía; y trabajaba sin cesar en su museo, sus esculturas, sus pinturas. Se quejaba que este afán por crear cada vez le dejaba menos horas libres para pensar, escribir.

El 13 de noviembre de 1989 escribe una carta, que debemos leer entre líneas, al alcalde de Camariñas, pidiendo una entrevista. Quiere que medie con la Xunta para  ampliar el museo: "sin la voz del alcalde yo poca voz en la xunta, no más que una hormiga bajo la rueda". Pide que se impliquen "cultura y turismo por el museo" porque cree que  "es el futuro de Camelle", la mayor promoción turística que tiene el pueblo. Expone en su peculiar castellano que "el museo es por el ayuntamiento una ocasión insólita, casi sin gastos"; ya es famoso en todo el país, ha sido objeto de programas de tv, reportajes en prestigiosas revistas. Él quiere ampliarlo pero sabe que "la xunta protege el museo" porque al estar en zona de Costas le afectan "medidas de patrimonio del estado".

En vida poco caso le hicieron las autoridades, cada vez vivió en mayor soledad, en mayor silencio, apenas hablaba con sus íntimos, pero su obra recibía cientos de visitas. Decía: "me gusta más escuchar las olas, no las palabras", "creando soy libre, vivo en mi mundo, es mi sociedad...mis obras son mejor que palabras", "cuanto más trabajo más ideas tengo" ; y él era el principal atractivo del museo, una criatura artística viviente, moldeada por los años a la intemperie. Se enfrentó a los vecinos y autoridades por la ampliación del dique, se puso delante de las máquinas y recibió golpes, criticaba la deshumanización del hombre: "las máquinas me pegan, el hombre ahora es alma con las máquina...destrozan las máquinas", "cualquier criatura mejor que el hombre", porque no deja de "hacer problemas", "el mundo mejor sin hombres".

Man creía que "el círculo es el origen, es el embrión de los elementos"; asumía las concepciones pitagóricas del mundo: todo se puede convertir en número y el número en geometría. "El mar es una recta, pero el origen es el círculo, la circulación del universo", "el cuadrado es un círculo de cuatro puntos, el cuadrado se inscribe en la circunferencia" y completa el universo.  Amaba el mar, por eso su búsqueda acabó en Camelle: "soy Neptuno, salido del mar, de la ola", "soy un hombre de mar, Man... libre como las olas del mar, sin cuerpo, sin equilibrio, soy agua nada más". Man, el hombre, es una nueva especie en el centro de su círculo vital, allí donde ahora reposan sus cenizas, polvo con sentido: "antes de ser humano sería un árbol con ramas y raíces" siempre creciendo, sirviendo de hábitat a otros seres.

Se queres podes deixar un comentario sobre esta noticia no Facebook:

Pódeche interesar...

La Guardia Civil desarticula una organización dedicada al robo de telefonía en tiendas

La Guardia Civil desarticula una organización dedicada al robo de telefonía en tiendas

Según la Guardia Civil cometieron actos delictivos  en tiendas de #Sada #Cee  #Carballo, #Ordes, #Padrón, #Boiro, #A…

Ler máis
El IBI provoca debate en Mazaricos

El IBI provoca debate en Mazaricos

BNG y PP debaten en el pleno// El PSOE acusa al alcalde de “arrogancia y desleixo”//     …

Ler máis
Declaraciones en Corcubión por unas facturas de Camariñas

Declaraciones en Corcubión por unas facturas de Camariñas

Las declaraciones tendrán lugar el próximo viernes 27 de julio.   La teniente de alcalde del ayuntamiento de …

Ler máis

Noticias sobre A Costa da Morte, as suas comarcas e os seus concellos: Bergantiños, Soneira, Camariñas, Carballo, Cee, Corcubión, Dumbría, Fisterra, Muxía, Vimianzo, Santa Comba e Zas.
Opinión
Enova Energia
Ruta CH Santa Comba 2018
Autos Xallas
Concello de Coristanco
El candidato ganador: Cómo organizar campañas electorales para ganar unas elecciones (Marketing Político)
KNM Abogados
Concello de Dumbría
Concello de Mazaricos
En breves

Adiante TV

Opinión

Galeguistas e nacionalistas no 25 de xullo

Xosé González Martínez

Está rulando polas redes sociais un novo anuncio publicitario chamando ao consumo de produtos galegos etiquetados no noso idioma. Unha creación de P…

Xosé González Martínez
Ler máis

Crónica da II Restauración.A UMG celebra o seu XVII Congreso.¿Berlín ou Tailandia?

Álvaro Rodríguez

A organización xuvenil  UMG, mocidades da  UPG, organización hexemónica do nacionalismo galego, celebrou o sábado 7 de xullo de 2018 o seu  XVI…

Álvaro Rodríguez
Ler máis

Crónica da II Restauración: Borrell “O xeneroso”

Álvaro Rodríguez

O  ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea e Cooperación, Josep Borrell,  o novo, e o mesmo de sempre, o que foi concelleiro en  Majadahond…

Álvaro Rodríguez
Ler máis

Conversas na Encrucillada

Usamos cookies propias e de terceiros para mostrar publicidade personalizada segundo a súa navegación. Se continua navegando consideramos que acepta o uso de cookies. OK Máis información