16.8 C
Santa Comba
sábado, julio 13, 2024

El nuevo Barcelona ¿Funcionará?

Es oficial. Hansi Flick acaba de llegar al Barcelona y ha dividido opiniones. El técnico alemán llega con un fracaso en la maleta con la selección alemana y cumple su sueño de entrenar al FC Barcelona.

Desde su llegada el entrenador teutón se ha mostrado fascinado con la cultura culé que ha seguido desde hace mucho, pero ya tiene un par de problemas en la maleta y una de esas es el tiempo para preparar su proyecto.

La próxima temporada el FC Barcelona intentará pelear por todo y es buena idea entrar a estas casas de apuesta con licencia en España para revisar las diferentes cuotas y ver en donde son favoritos y las posibilidades del equipo de Flick que de momento no genera mucha confianza en el ánimo de los culés.

Repasemos los problemas y las ventajas que tiene el nuevo proyecto del Barcelona, que tienen a Laporta muy preocupado, porque sabe que si no funciona, puede ser peligrar su presidencia.

No hay tiempo suficiente

El bochorno de lo que pasó con Xavi le quitó mucho tiempo de preparación a Hansi Flick. Vamos a explicar un poco. Cuando Xavi anunció su renuncia, de inmediato Laporta se puso en comunicación con el técnico alemán, que no dudó en aceptar la oferta, porque como dijimos y ha mencionado el ex técnico del Bayern Múnich, era uno de sus sueños.

Pero después Xavi confirmó que se quedaría, esto hizo que Flick buscara más opciones porque su intención era regresar a trabajar de inmediato. Se sabe que tuvo varias entrevistas y casi termina en la Premier League.

Pero Laporta dio un giro de 180 grados y decidió despedir a Xavi, en una total falta de respeto profesional a una leyenda que ha dado todo por el club, y todo por unas declaraciones que no le gustaron acerca de las finanzas del club. Un berrinche de un niño de dos años.

De inmediato le volvieron a hablar a Flick que aceptó. Se comenta que durante todo este tiempo el alemán no había parado de prepararse y que siguió preparando del proyecto que aplicará en el Barcelona. Pero esto no es completamente cierto.

Sí, Flick hizo una gran investigación y no le perdía la marca al club catalán, pero el seguía buscando club. Cuando el presidente le volvió a comunicar que él era el elegido para el banquillo culé, volvió a poner las manos a la obra.

El problema es que muchos de los fichajes que pidió requieren tiempo de negociación y mucho de lo que necesita va a tener que ser al vapor, porque solo tiene un par de meses para armar un equipo que compita por todo.

Deco se ha puesto a trabajar, pero analistas reportan que no ha podido cerrar ninguna de las contrataciones que se le pidieron. Una porque muchos jugadores que tienen vistos están con sus selecciones para el verano de copas, y otra porque no hay dinero en el club.

La economía culé

Este es otro problema, aunque no lo quiera aceptar el presidente blaugrana, el club no está para hacer grandes contrataciones. Para esto necesita deshacerse de jugadores importantes y el técnico ya dijo que cuenta con todos, porque realmente no tiene más.

Flick dio una lista en la primera ocasión que se comunicaron con él. Le avisaron que sería difícil, pero harían el intento de negociar por los jugadores que pidió, pero eso fue casi seis meses atrás, ahora con dos meses solamente parece complicado que puedan hacer alguna contratación importante.

Aparte ha pedido varios cambios en el cuerpo técnico que son muy necesarios, pero la falta de tiempo y dinero han detenido todas estos movimientos. El principal es un kinesiólogo y un doctor, pues las lesiones en el equipo son la orden del día. Se sabe que buscan al exdoctor del Bayern Múnich Holger Broich, que trabajó con él y le ayudó al cambio físico de sus jugadores como Leon Goretzka y Robert Lewandowski.


El club le dijo que le pondría a disposición a Julio Tous, pero esto no es del agrado de Flick, y esto es uno de los primeros desacuerdos con el presidente que tiene la presión hasta arriba, porque una temporada más, sin títulos y otro ridículo europeo sería inaceptable para los socios.

Lo bueno

Pero no todo es malo con Flick. Se sabe que el técnico alemán trabaja muy duro. Parte de la plantilla quiere este tipo de trabajo porque sabe que necesitan mejorar en todo, en especial en lo físico porque no pueden competir con equipos más fuertes como el Real Madrid, que ya se reforzó con Mbappé.

Otra cosa que gusta mucho a la afición es el cambio de futbol que se verá. Esto es una especie de pecado mortal a la filosofía culé que está acostumbrada a jugar 4-3-3 en todas las categorías, como lo decía Johan Cruyff. Bajo el alemán también se buscará que los de categorías inferiores se puedan adaptar a su sistema preferido, que es 4-3-2-1.

Su conocimiento de todas las categorías del club llama mucho la atención y sabe qué jugadores puede usar y se ha comunicado con el entrenador de la filial, el mexicano Rafael Márquez, para hacerle saber que trabajarán muy de la mano.

Flick quiere fortalecer físicamente y mentalmente al club. Se sabe que cambiará muchísimo la manera de trabajar, que era mucho más laxa con Xavi. Los días libre se reducirán y los tiempos de entrenamiento aumentarán, pero el vestidor acepta esta cuestión, pues tienen la misma hambre de ganar que él.

Flick viene con ganas de revancha después de la pésima copa del mundo con Alemania y los jugadores del Barcelona quiere ganar algo después de la paupérrima temporada que firmaron. ¿Funcionará el alemán en el FC Barcelona?

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,826SeguidoresSeguir
1,270SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos