10.9 C
Santa Comba
sábado, marzo 23, 2024

Un estudio critica la insostenible gestión de la pesca

Un estudio apuesta por la prohibición de los descartes en la pesca y aporta otras conclusiones a este viejo oficio. Su autora es una gallega, la joven abogada, Karina Centeno Andrade.

Rafael Lema

Karina Centeno Andrade (Ponte do Porto) realizó un máster en estudios de la Unión Europea en donde su trabajo memoria de fin de máster versó acerca de la «Sostenibilidad de los recursos pesqueros en Europa». Un tema que nos toca muy de cerca y de actualidad por las limitaciones que la UE impone a nuestra flota y las últimas disposiciones en las cuotas de merluza y jurel a nuestros barcos para la próxima campaña. La autora es favorable a la prohibición de los descartes y al apoyo al sector de pesca tradicional.

Karina Centeno es además por parte paterna descendiente de marinos de Corme y por ello le interesa mucho el mundo del Derecho Marítimo. En su estudio se mostró bastante crítica con el uso, mas bien abuso, de nuestros recursos por parte de la flota nacional. Así la letrada entre sus conclusiones apunta que “pese a todos los intentos tanto a nivel internacional como europeo de alcanzar una política pesquera sostenible, lo cierto es que la política pesquera sigue sin ser sostenible, pues existen especies muy sobreexplotadas, la capacidad de la flota no se ajusta a los recursos disponibles y se desperdicia aquel pescado capturado que puede ser desembarcado en virtud de las TAC”. Las capturas totales permitidas.

La autora del estudio expone que no es un problema de falta de reglamentos o leyes, ya que en los textos jurídicos analizados a lo largo de su trabajo se introducen mecanismos para intentar alcanzar una pesca sostenible, pero “en la práctica, ésta sigue sin alcanzarse, de ahí que la UE esté formulando una nueva política pesquera que entrará en vigor el uno de enero próximo”. La autora entiende que “se debería hacer mucho más hincapié en la lucha contra la pesca INDNR (pesca ilegal, no declarada y no reglamentada)” y por ello cree que es fundamental que se prohíba de manera eficaz el cambio constante de pabellones.

“Si la tripulación de un buque, así como la matriculación del mismo atendieses a una única nacionalidad sin posibilidad de cambio de pabellón sería mucho más fácil controlar a los buques” dice Centeno, quien considera que “ La UE debería esforzarse más en alcanzar acuerdos de pesca con más países y animarlos con grandes incentivos económicos, fiscales, etc, a cumplir sus disposiciones”. Por ello cree que “la medida de prohibición de los descartes será favorable, ya que contribuirá a una mayor sostenibilidad evitando la sobreexplotación de determinadas especies. Otra medida favorable es el apoyo a las pesquerías pequeñas, ya que esto contribuirá a un mayor empleo en la costa”.

En otra línea cree que “La UE debe ser más estricta con los gobiernos centrales de los distintos estados, imponiéndoles sanciones mucho más disuasorias, porque muchos de ellos otorgan subsidios a empresas que participan en actividades de pesca ilegal siendo conscientes de ello”. Y cita entre los gobiernos que conceden ayudas a empresas de la lista negra, al español. Entre las empresas que incumplen los tratados de la pesca legal cita al grupo Vidal o Pescanova. Al atribulado grupo vigués le acusa porque “no solicitó aprobación para introducir merluza negra ni comunicó la cantidad importada o la identificación de los contenedores”. Recuerda que la empresa tuvo que desembolsar 1,7 millones de dólares a los Estados Unidos al ser condenada por un tribunal americano.

Foto- Puerto de Malpica-Xosé Manuel Lema

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
spot_img
spot_img
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,826SeguidoresSeguir
1,220SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos