16.4 C
Santa Comba
domingo, julio 3, 2022

El embalse da Fervenza y las minas inundadas

El embalse da Fervenza inundó la mayor concentración de rutilo de la comarca. Rafael Lema Mouzo.

Se cumplen 50 años de la construcción del embalse de A Fervenza que inundó terrenos de los municipios de Zas, Vimianzo, Dumbría y Mazaricos en 1966. Varias aldeas dejaron de existir y en Baíñas el viernes recordaron este hecho en la presentación del libro «Baos» de Natalia Lema, nieta de dos de los caseros que tuvieron que dejar esta parroquia. La falta de estas aldeas de alta producción agropecuaria afectó de muerte a la feria de Baíñas que había sido creada por los propios vecinos en 1752. A las pérdidas de terrenos aptos para la ganadería y la agricultura se une otra cuestión menos conocida, la relevancia minera de esta zona. 

De hecho, el tramo comprendido entre Brandoñas y San Tomé dos Baos es una extensa concesión minera de 200 hectáreas en donde en 1958 hubo una importante extracción de rutilo u óxido de titanio, un mineral estratégico entonces usado sobre todo en soldadura como material para los electrodos. También se usaba en esa época como sustituto del diamante, para producir gemas o como base del titanio metálico. Hoy se usa además en tecnología láser. Estas labores mineras se ejecutaron en las parroquias de Brandoñas (Zas), Baiñas (Vimianzo) y Baos (Mazaricos). 

La principal mina de rutilo era la llamada Santa Teresa sita en Baiñas-Vimianzo y en la parroquia de San Tomé dos Baos- Mazaricos. Abarca en la zona de Baos una superficie de 49,11 m de E a N del puente del rio Abeleiras; de 57,92 de E a S al centro del molino de Abeleiras; de 47,90 de S a E a la cima del monte Abeleiras, y de 23,83 de S a E al punto más alto del monte Ato. Una superficie en metros cuadrados de 820.000. Ocupa los prados de monte das Abeleiras, erial dos Baos, labradío de Abeleiras, prado de Bouzas, monte Abeleiras.

Otra parte de la mina estaba en Orbellido y Outeiro de Baiñas, y era una concesión minera del mismo nombre, pero con distinta autorización que la primera. Además de esta mina había otra concesión que rodeaba toda la aldea de Baos, llamada mina Remedios, de cerca de medio centenar de hectáreas. Una cuarta concesión era la mina Santa María en Brandoñas. Todas ahora bajo las aguas.

Las minas son fundamentalmente de rutilo sobre formación granítica y estrato cristalino. En las catas de 1958 se explica que «no se ha observado en este permiso, ni en sus proximidades, la presencia de rocas bituminosas, minerales radiactivos, hidrocarburos fluidos niobio y tántalo». Manuel Vecino Varela de Cances en Carballo era el dueño de la concesión de Santa Teresa en los lugares de Orbellido y Outeiro en la parroquia de Baiñas-Vimianzo. El 5-8-1958 vende la mitad de la mina a José Costa Domínguez de Baiñas. José Costa el 14-1-1958 se había asociado con su vecino José Calo Rial que era dueño de la concesión Santa María en territorio de la parroquia de Santa María de Brandoñas en Zas. 

Estas minas estuvieron en actividad en estos años para suministrar al estado español en una época de fomento de la minería propia y cesaron cuando empezaron las expropiaciones por las obras del embalse. Los socios tenían comprado un lavadero completo de tamaño grande con motor de tres caballos y bomba de seis, «con las herramientas correspondientes al mismo e incluso la de los obreros» y se obligaban a comprar a medias, la maquinaria necesaria.

Pero en esta zona afectada por las aguas de la presa en 1966 hubo otros antecedentes mineros al rutilo. Los romanos ya explotaban oro en Pozo Limideiro, Brandoñas y Brandomil. En donde había depositos de arcilla para los hornos de tejas de Brandoñas, desde 1700 a 1850. Y el investigador inglés Juan Rosewarne, afincado en Zas, desde 1908 empezó a hacer catas en la zona inundada ahora por el embalse en busca de oro y plata, hallando importantes masas de lodos auríferos y argentíferos con pirita arsénica, en esquistos de mica, cruzados por varios filones de cuarzo en distintas direcciones. 

El inglés abrió minas entre 1911 y 1919 en Meanos (Zas) como Dorotea, Nueva Esperanza y Nueva Esperanza 2, para empresas como Eureka Company o Dome Mining co. También trabajó antes de la Primera Guerra Mundial en dos minas de oro y plata en la zona de Mazaricos afectada por el embalse. Localizó en estos trabajos wolfram y caolín, que ya cita en 1908 en una carta al cónsul alemán en a coruña Paul Meyer.

Pódeche interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Concello de Val do Dubra
Concello de Val do Dubra
spot_img
spot_img

Síguenos

7,820FansMe gusta
1,661SeguidoresSeguir
1,776SeguidoresSeguir
462SuscriptoresSuscribirte

Últimos artigos