3013 fans     1094 seguidores     33 seguidores - Club Adiante - Dirixe: Xosé Manuel Lema [Contacto]
Orange Santa Comba
Formula Hit

Esteban Gómez y el descubrimiento coruñés de Norteamérica

Esteban Gómez y el descubrimiento coruñés de Norteamérica

Reportaxes | Publicada: 05/07/2016

Aumentar texto Disminuir texto Reiniciar texto
18
4
1

Email Google+ Pinterest Menéame Chuza! Cabozo

Tempo de lectura: 16 minutos e 40 segundos.

A Coruña y el comercio de esclavos indios,Comenzamos con la publicación de un nuevo serial histórico de la mano de nuestro colaborador, Rafael Lema Mouzo.

ESTEBAN GÓMEZ Y EL DESCUBRIMIENTO CORUÑES DE NORTEAMÉRICA.

Si A Coruña tuvo su peso como base armadora de barcos negreros tras las guerras napoleónicas, también cortó un trozo del oprobioso pastel del tráfico de seres humanos en el inicio de la Carrera de Indias. Algunos de los primeros indios americanos que llegaron a Europa aportaron a nuestra capital en 1525, en un barco de la Casa de Contratación, en un intento de convertir en mercancía a nativos para amortizar las expediciones. La Corona española prohibía este tráfico, los indios una vez bautizados eran súbditos del rey, no esclavos. Por eso se recurrió en el futuro e los negros africanos como base de mano de obra en las Indias. Este primera aventura esclavista fue llevada a cabo por un gran navegante y descubridor, Esteban Gómez.

Pero no fue la última, porque hay rastro documental de posteriores reclutas de indios para vender por el mismo personaje. Antes de entrar en este segundo capitulo (cronológicamente anterior, pero apenas significativo) de la historia del comercio esclavista coruñés, debemos anotar algunos aspectos de la meritoria biografía de este importante vecino de la ciudad herculina. Hechos singulares en la historia de los mares y no suficientemente conocidos ni valorados. De hecho la historia de Pocahontas y el capitán John Smith es copia de la verdadera crónica de las andanzas de un descubridor español y la costa este de los actuales EEUU era la tierra de Esteban Gómez en los primeros mapas que trazaron Norteamérica.

Una expedición marítima coruñesa descubrió al mundo las costas de Norteamérica, entre Florida y Terranova, en 1524. Sí, así de claro y en cristiano. Dos grandes nombres de la Era de los Descubrimientos son figuras claves en esta empresa, dos portugueses vecinos de A Coruña, Esteban Gómez y Diego Ribeiro. Una página de oro de la historia de la navegación lleva sello coruñés. Los dos son coruñeses trabajando para la Casa de Contratación de la Especiería de A Coruña, creada en 1522. Ribeiro fue el primer cartógrafo que trazó las lineas de la actual costa este de Estados Unidos, cubriendo una zona oscura de los mapas anteriores, gracias a la precisa información aportada por Gómez. Su mapa es un hito geográfico mundial confeccionado en A Coruña. Así pues tanto el viaje de descubrimiento de esas nuevas partes del mundo como el resultado cartográfico son empresas coruñesas, hechas por dos vecinos de la ciudad y súbditos del rey de España, el emperador don Carlos. Se da a entender en actuales estudios que el descubrimiento costero de Gómez, enlazó con el de los italianos Juan Caboto y Juan de Verrazzano, y fue recogido en el mapa de Diego Ribeiro (el Castiglioni, 1525) y en el Islario General de Alonso de Santa Cruz.

Pero la información sobre los supuestos derroteros de los dos navegantes extranjeros citados es nula y la de "nuestro vecino" Gómez es completa y, sobre todo, la primera fuente, sin antecedentes debidamente demostrados. Ribeiro trabajó en A Coruña hasta 1528 aprovechando los informes de Gómez, capitán de las expediciones a las islas Molucas, que en 1530 seguía viviendo en la ciudad y en 1532 sigue apareciendo en la documentación oficial como vecino. Pero, leyendo a los cronistas de la época y con los datos que conocemos, Caboto y Verrazzano pueden vanagloriarse de haber llegado a Terranova y al Labrador, una ruta ya conocida en la Edad Media por los vikingos asentados en Groenlandia. Sus cronistas beben en los relatos de estas míticas navegaciones pero nada aportaron hasta "nuestra expedición" al sur de Terranova, salvo la renovación de una ruta antigua entre este enclave pesquero y Europa. Desde 1500, utilizada asimismo por pescadores bretones, vascos, portugueses, ingleses, que faenaban al bacalao o a la ballena. Caboto llega a Terranova en 1496 y1498 pero no hace relación de sus posibles descubrimientos.

Seguirá una intensa vida marinera pero al servicio de España. Gaspar y Miguel Corte Real entre 1500 y 1502 buscan el paso del Noroeste para ir a la India, y la rica zona pesquera de Los Bacalaos, pero tampoco dejan rastro o noticia de nuevas costas o rutas. En 1506 Juan Denys de Rouen y el español Velasco, Aubert en 1507, Juan Álvarez Fagundes en 1521 y Verrazzano ya en 1523 surcan esa ruta ya trillada. Nada nuevo aportan salvo las fabulaciones de éste último y sus cronistas interesados sin criterio ni base. Falsedades que siguen llenando enciclopedias ocultando a los legítimos artífices de las gestas, por mucho que en su época y hasta hace medio siglo poco caso le hicieron. En 1517 ya hay noticia del contrato de una expedición pesquera gallega a Terranova. Juan de la Cosa llama ya en 1500 a Los Bacalaos, las costas próximas a Terranova, "mar descubierto por ingleses". Repito, Terranova y Labrador. La actual costa este de EEUU sigue aun incógnita, es bocado para los coruñeses. Los españoles en los primeros años de descubrimiento costean la Florida; y Lucas Vázquez de Ayllon alcanza las Carolinas, llamadas Tierras de Ayllon, entre 1520 y 1526, creando en esta última fecha el primer asentamiento europeo en Estados Unidos.

En Carolina del Sur. Así pues, fueron españoles los primeros que tocaron la actual costa de Estados Unidos, la recorrieron, cartografiaron y dieron a conocer al mundo. Esto no tiene vuelta de hoja, no hay mapa anterior a los hechos en A Coruña. Desde el río Grande hasta el San Lorenzo. Y ahí están nuestros documentos y evidencias, contra los mitos y ficciones de los otros. Algunos, además bastante modernos y con tufo interesado.

Lo veremos más tarde, pero es preciso anotar varios aspectos. El primero, ni Verrazzano ni Caboto aportaron información alguna de valor sobre las posibles rutas y costas al sur de Terranova, la costa este de los actuales Estados Unidos. Al contrario que la precisa descripción y toma de datos de Gómez, reconocido por los cronistas de su época como el primero que recorrió estas costas, llamadas en el mapa de Ribeiro "tierras de Esteban Gómez". El primer mapa que las recoge, no hay otro antes, dato incontestable, con prolija relación añadida, gracias a varios años de toma de informes en la Casa de la Especiería coruñesa. Por ejemplo, es un mito carente de todo apoyo documental que Verrazzano fuese el primer europeo en arribar a la bahía de Nueva York, a Maine. Esto sí lo hizo la expedición coruñesa de Gómez y lo demuestra con su relación y aportación contrastada al mapa de Ribeiro. Así, a emblemas de la gran manzana como el puente Verrazzano habría que mudarle el nombre por puente de los Coruñeses o de Esteban Gómez. E involucrar en la tarea a la portuaria y muy marinera provincia portuguesa y gallega de Newark, Nueva Jersey; o a la más numerosa colonia hispana de Norteamérica, en la reivindicación de los nuestros, y de la verdad histórica contra las conveniencias interesadas.

Si los primeros eran aventureros los nuestros son hombres de gesta. Caboto desarrolló su biografía de gran navegante (pese a maquillar su currículo) bajo el pendón hispano y en otros rumbos menos fríos. La necesidad de países como Inglaterra de reafirmar con hipotéticas y mitológicas expediciones, anteriores a las hispanas, su presencia en Nueva Inglaterra o posteriormente la labor de la importante y unida colonia italiana en la zona causaron mucho daño a la verdadera historia y a sus verdaderos protagonistas. Pero los grandes historiadores ingleses y norteamericanos clásicos citaban a Hudson como el primer navegante en entrar en Nueva York en su viaje de 1609. No tenían en cuenta a Giovanni da Verrazzano. Pero si a Ayllon y Gómez en sus derrotas por su costa. Soto, Ponce de León, etc. El florentino supuestamente escribió unas cartas en 1524 al rey de Francia Francisco I describiendo costas, vegetación y nativos de Maine, Nueva York; la tierra llamada por el Francesca. La bahía de Narragansett; su trato con los indios wanapanoag, ienape. En un corto viaje en marzo de 1524 en una carraca en una expedición crepuscular de su biografía que de ser cierta nada aportó que antes no fuese recogido por Ribeiro en A Coruña, porque solo pudo recorrer un corto tramo de costa.

Los supuestos descubrimientos del italiano, criticados en Estados Unidos por los historiadores en los dos siglos pasados, según algunos aportaron información al mapa de Visconte Maggiolo de 1527, un mapa que pone en la parte superior de Norteamérica a Tera florida y en la inferior a Lavoradore (Labrador). Terranova y Labrador, lo costeado y pisado por los anteriores a Gómez. Y por Verrazzano, otro que dio vueltas a la bahía de San Lorenzo. Gómes estuvo diez meses por costas nunca antes recorridas, y varios años aportado datos en un trabajo de escuela, metódico, del máximo nivel científico de su época, que derivó en una nueva muesca, un culmen de la cartografía mundial. En A Coruña Gómez y Ribeiro cambiaron la Historia. Sus competidores dejaron unas jornadas de costera y unas lineas de dudosa autoría con modernos padrinos.

No tuvo muchos valedores nuestra historia naval, y menos aun nuestro patrimonio; pese a que no hay nación marítima con más valores que la nuestra. Unos pocos investigadores patrios intentamos aportar nuestro grano de arena a eliminar esta eiva. Otros lo hicieron con Esteban Gómez y los protagonistas hispanos de la gesta descubridora y colonizadora en Norteamérica, que limita con Finisterre en línea recta, mar por medio. Mas allá del 42º. Aquí destaco a J. T. Medina, L.A. Vigneras, o al obispo canadiense David Arias, y su divulgador estudio "Spanish americans: lives and faces". Una pica en Flandes. El rastro documental, tanto en el memorial de la Casa de Contratación coruñesa, como en el Archivo General de Simancas, el Archivo de Indias de Sevilla, o privados, ponen a cada uno en su lugar. Son aldabonazos en medio del silencio interesado. Y en este tema -la primera derrota y cartografía de Norteamérica-, los nombres de Gómez, Ribeiro y A Coruña ocupan el podio de honor.

Fotos- Costa de Magallanes, mapas de Ribeiro y Archivo de Indias-Wikipedia

@AdianteGalicia

Se queres podes deixar un comentario sobre esta noticia no Facebook:

Pódeche interesar...

Santa Comba celebra o X concurso de escaparates no Nadal

Santa Comba celebra o X concurso de escaparates no Nadal

//A asociación de empresarios desenvolve unha campaña de promoción do comercio local co sorteo de 1.000 costavales e …

Ler máis
Irregularidades en la seguridad privada de la mina de Varilongo

Irregularidades en la seguridad privada de la mina de Varilongo

Las denuncias del sindicato USO derivan en sendos expedientes sancionadores  a dos empresas por la seguridad privada en…

Ler máis
AGAFAN pide los ayuntamientos apoyo para las familias numerosas

AGAFAN pide los ayuntamientos apoyo para las familias numerosas

//La asociación está presentando un decálogo de medidas a los ayuntamientos para que no se penalice a las familias nu…

Ler máis

Noticias sobre A Costa da Morte, as suas comarcas e os seus concellos: Bergantiños, Soneira, Camariñas, Carballo, Cee, Corcubión, Dumbría, Fisterra, Muxía, Vimianzo, Santa Comba e Zas.
Opinión
Merca o teu pobo Santa Comba Nadal 2016
DAC Outono Cultural
Mantido S.L. Construcciones y Obras Públicas
Concello da Laracha
Concello de Mazaricos
En breves

Adiante TV

Opinión

Os servidores de Putin

Daniel Lago

A última nova do que acontece nesta guerra “híbrida” é o back-up dos telemóveis chineses, de milhares de dados de utentes ocidentais, não é …

Daniel Lago
Ler máis

Presupuestos Participativos de la Marea, un “éxito”

Nacho Louro

El invento de los “presupuestos participativos” no es más que un brindis al sol de la nueva política populista para vendernos que frente al sist…

Nacho Louro
Ler máis

Raro o rato chorar a morte do gato

Daniel Lago

Quando em fins dos ´80 do século passado, a URSS colapsou; e com ela todo o bloco do Leste da Europa; esta estava no médio de uma forte tormenta ec…

Daniel Lago
Ler máis

Conversas na Encrucillada

Usamos cookies propias e de terceiros para mostrar publicidade personalizada segundo a súa navegación. Se continua navegando consideramos que acepta o uso de cookies. OK Máis información